Clinton busca “gran victoria” en Nueva York

Clinton afirmó el sábado a una multitud en Brooklyn, Nueva York, que desea "enviar un fuerte mensaje" en las primarias del 19 de abril y comenzar a unificar al Partido Demócrata.

Hillary Clinton. LA PRENSA/Andrew Renneisen/Getty Images/AFP

Hillary Clinton. LA PRENSA/Andrew Renneisen/Getty Images/AFP

Hillary Clinton afirmó este sábado 9 de abril a una multitud en Brooklyn, Nueva York, que desea «enviar un fuerte mensaje» en las primarias del 19 de abril y comenzar a unificar al Partido Demócrata.

Señaló que aventaja a su contrincante Bernie Sanders por 2,5 millones de votos y 220 delegados con apoyo comprometido.

En un discurso en la parte superior de un edificio en un vecindario de gran población hispana, Clinton reiteró su apoyo a la Ley Dream y a una vía hacia la naturalización.

La precandidata censuró a los republicanos por convertir sus declaraciones contra los inmigrantes en «tema central de sus campañas», y dijo que espera una «gran victoria» en Nueva YorK.

SANDERS HABLA DE SU JUDAÍSMO Y DEL HOLOCAUSTO

En un acto de campaña en la misma ciudad, Bernie Sanders invocó su judaísmo como base para su comprensión de la injusticia racial.

Sanders hizo declaraciones el sábado durante un foro sobre temas de raza y justicia racial en el Teatro Apollo de Harlem. Dijo que aún recuerda que de niño se le escurrieron las lágrimas cuando supo que la mayoría de la familia de su padre fue exterminada en el Holocausto.

Afirmó que ese conocimiento le ayudó a comprender que el odio basado en el color de la piel de alguien o el acento es «monstruoso y horrible».

El senador de Vermont rara vez menciona que es judío en sus actos de campaña. Ante la multitud aseguró que le resulta «incómodo» hablar de él mismo.

La victoria de Bernie Sanders en Wyoming no le redituó gran número de delegados.

De los 50 estados, Wyoming es el que confiere menos delegados comprometidos, 14.

Sanders se impuso el sábado en los caucus y ahora ha triunfado en 16 estados frente a los 18 de Clinton.

El senador obtuvo al menos siete delegados, Clinton seis. Queda pendiente de asignación un delegado hasta que concluya el escrutinio.

El resultado casi no modifica la cuenta total de delegados, en la que Clinton aventaja por gran margen.Si se incluye a los súper delegados —funcionarios del partido que pueden apoyar a cualquier aspirante— Clinton acumula aun así más delegados, 1.755, en comparación con los 1.068 de Sanders.

Quien obtenga 2.383 delegados ganará la candidatura presidencial demócrata.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: