El prospecto Melvin López noqueó a Julio Borba

En medio del desierto de calidad boxística del país, apareció Melvin López. En la velada del viernes en el Puerto Salvador Allende, el muchacho impresionó a todos los presentes, no solo se trataba del triunfo

Erick López (derecha) derrotó por nocaut a Leonel Hernández. LAPRENSA/ JADER FLORES

En medio del desierto de calidad boxística del país, apareció Melvin López. En la velada del viernes en el Puerto Salvador Allende, el muchacho impresionó a todos los presentes, no solo se trataba del triunfo, sino la forma deleitante en el cual lo consiguió. En tres asaltos hizo que el réferi se apiadara de Julio Borba, quien soportó incansablemente las combinaciones y el poder de López hasta ese momento.

López implantó su sello en el primer asalto, en el segundo el joven promesa del boxeo hizo un gran uso del jab en reiteradas ocasiones, además que introdujo una izquierda envenenada en recto que hizo retroceder la cabeza de Borba en cámara lenta, tirar el sudor e implantar temor. Borba se ve habituado a recibir tanto castigo en tan pocos asaltos que de alguna forma los golpes de López a la vista del público eran mortíferos, en la mirada de Borba solo sedativos.

El mismo patrón siguió en el tercer asalto, el cual terminó siendo el último, cuando López le inyectó consistencia a sus combinaciones y logró que el réferi interviniera. En total fueron 11 golpes consecutivos a la humanidad de Borba. La apertura fue con la izquierda en volado, luego dos iguales y una derecha en cruzada, el mismo golpe pero en gancho y fulminó con el upper cut ¿Quién sería capaz de seguir con esa paliza? Eso pensó el tercer hombre del ring y declaró victorioso a López, quien consiguió su quinta victorias sin derrotas, mientras Borba coleccionó su fracaso 11 con una victoria.

En otros combates, Erick López noqueó en cinco asaltos a Leonel Hernández y Herald Molina perdió en una decisión unánime frente a Ismael Munguía.