La Liga Española se aprieta con triunfo del Madrid y derrota del Barca

Un Real Madrid con muchos suplentes goleó al Eibar por 4-0 y se colocó en la tercera posición a cuatro puntos del líder Barcelona que perdió 0-1 en Anoeta ante la Real Sociedad y a un punto del Atlético de Madrid

Cristiano Ronaldo no solo anotó, sino que fue un gran asistente en el partido que le dio confianza al Madrid. LAPRENSA/* EFE

Un Real Madrid con muchos suplentes goleó al Eibar por 4-0 y se colocó en la tercera posición a cuatro puntos del líder Barcelona que perdió 0-1 en Anoeta ante la Real Sociedad y a un punto del Atlético de Madrid, quien ganó 3-1 al Espanyol.

En el minuto 5, James Rodríguez, uno de los jugadores más discutidos por la afición madridista y la prensa, abrió el marcador con un lanzamiento de falta al palo del portero que Asier Riesgo no pudo despejar.

El Real Madrid sentenció definitivamente el partido en dos minutos, con los goles de Lucas Vázquez (18) y Cristiano Ronaldo (20), que se afianza al frente de la tabla de goleadores con 30 tantos.

Con el trabajo ya hecho, el Real Madrid se dedicó a controlar el ritmo del encuentro y cerró el partido poco antes del descanso con el gol de Jesé (39).

SORPRENDEN AL BARCA

La Real Sociedad volvió a ganarle al Barca, por quinta vez en las últimas seis temporadas, con un gol en el inicio del encuentro de Mikel Oyarzabal y la Liga vuelve a estar viva y en un pañuelo porque el conjunto culé se deshincha.

El conjunto azulgrana entró con mucho respeto al partido, sin duda motivado por los negativos antecedentes para sus intereses cada vez que visita Anoeta y por las dudas que han dejado sus últimos partidos de Liga, en Villarreal y Real Madrid, y Liga de Campeones frente al Atlético.

Las cosas se le pusieron negras casi de inicio a los catalanes porque, en la segunda jugada trenzada por los donostiarras, un medido centro de Xabi Prieto a la cabeza del joven Oyarzabal era cabeceado a gol por el último talento surgido de Zubieta ante la cara de incredulidad de Luis Enrique.

Los guipuzcoanos se lo creyeron y el Barca estuvo a su merced durante el primer cuarto de hora, en el que se las veía y se las deseaba para frenar las acometidas locales dirigidas casi siempre por el mexicano Carlos Vela.

Reaccionó el campeón y pudo empatar el partido en el minuto 33 tras una trenzada jugada de Messi, Neymar y remate a bocajarro de Arda Turan, pero fue detenido de forma excepcional por el guardameta argentino Gero Rulli.

El conjunto de Luis Enrique a partir de ahí creció y ofreció las prestaciones habituales en su juego, posesiones infinitas y juego de bandas que no encontraba recompensa porque los vascos eran un muro de contención.

Rulli tendría que volar otra vez en la segunda mitad para evitar el gol de Iniesta en un tiro desde fuera del área.

ATLÉTICO

El equipo entrenado por el argentino Diego Simeone comenzó perdiendo al encajar un tanto anotado por el senegalés Pape Diop (29), pero los rojiblancos dieron la vuelta al marcador con goles de Fernando Torres (35), del francés Antoine Griezmann (58) y de Koke (89).

El inicio del partido fue muy entretenido, con ambos equipos buscando el gol.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: