La tarifa de energía debe bajar más en Nicaragua

Estimaciones preliminares apuntan a que entre enero y marzo se habría producido un ahorro de 40 millones de dólares, según el presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), César Zamora.

Nicaragua paga las tarifas más caras de energía eléctrica en Centroamérica.

Nicaragua paga las tarifas más caras de energía eléctrica en Centroamérica.

El petróleo continúa generando ahorros a Nicaragua y hay condiciones para que se produzca una reducción tarifaria mayor a la última aplicada, coincidieron ayer economistas, al tiempo que señalaron que esto ayudaría a que el consumo local mantenga dinámica la economía tal como ocurrió el año pasado.

Estimaciones preliminares apuntan a que entre enero y marzo se habría producido un ahorro de 40 millones de dólares, según el presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN), César Zamora.

De hecho, según el informe de Comercio Exterior a febrero de este año que publicó el Banco Central de Nicaragua (BCN), la factura petrolera y sus derivados en el primer bimestre se redujeron 22 por ciento con respecto a igual periodo del año pasado, principalmente por el abaratamiento del petróleo.

Entre enero y febrero de este año el gasto solo por la compra de petróleo, es decir sin incluir otros derivados, pasó de 50.3 millones de dólares en igual periodo del año pasado a 25.27 millones de dólares. Esto significó para el país un alivio de unos 25 millones de dólares. El fuel oil, combustible que se usa para generar energía en Nicaragua, es un derivado del petróleo.
A nivel global la factura petrolera y sus derivados se situó en 86.1 millones de dólares, inferior a los 111.7 millones de dólares en similar lapso de 2015.

Zamora indicó que hasta el momento no puede deducir de cuánto será la baja hasta que el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) y el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) se sienten esta semana a cotejar los números para precisar cuánto bajará la tarifa.

LEA TAMBIÉN: “Pagamos la energía más cara de Latinoamérica”

LOS CÁLCULOS PRELIMINARES

Pero el economista Sergio Santamaría dijo ayer que tomando en cuenta el comportamiento del petróleo a nivel internacional en los tres meses anteriores, la reducción debería andar en el diez por ciento adicional al cuatro por ciento aprobado el pasado 14 de enero de este año, tras haberse obtenido un ahorro de 34 millones de dólares al terminar 2015, que fue distribuido en tres rubros.

Santamaría sostuvo que en el contexto actual de caídas en los ingresos por exportaciones y daños por la sequía, bajar la tarifa eléctrica permitiría compensar esas afectaciones en los distintos sectores económicos.

Además ayudaría a darle mayor poder de compra a los hogares. “Si yo le doy más capacidad adquisitiva a las familias a través de rebaja en la tarifa es posible que estos hogares decidan hacer inversiones en productos de consumo duraderos, como es la compra o mejora de una vivienda o bien impulsar iniciativas de emprendimiento empresarial para que se puedan mejorar los niveles de ingresos en las familias”, sostuvo Santamaría.

No obstante, la CEN dijo que si en cada revisión se lograba reducir la tarifa un cuatro por ciento, al finalizar el año se tendría una baja del 12 por ciento adicional al diez por ciento del año pasado.

Mientras tanto, el ingeniero eléctrico Fernando Bárcenas Molina insiste en que la tarifa eléctrica en el país podría bajar hasta un 27 por ciento este año si se anula el fondo de combate contra la pobreza y se le asigna a la reducción de la tarifa.

Según la Ley 911, en su reforma a la Ley 898, Ley de Variación de la Tarifa Eléctrica, cada mes se distribuye el ahorro petrolero y se le asigna un 47 por ciento a la reducción de la tarifa eléctrica, un 23 por ciento al fondo para combate a la pobreza y 30 por ciento a la deuda con Caruna.

 

US$33 es el precio promedio que Nicaragua compró el barril de petróleo en el primer bimestre de este año, inferior a los 54.8 dólares de igual periodo del año pasado y aún más bajo que los 104.8 dólares del 2014.

MEJOR USO DE FONDO

En este sentido, Santamaría sostiene que el país no debería estar destinando ese fondo para subsidiar ineficiencias de las instituciones públicas sino más bien a programas que tengan mayor impacto en la vida de los nicaragüenses. Por ejemplo mencionó que se debería destinar dinero para un programa masivo de reforestación en el invierno, lo que garantizaría el vital líquido a muchas familias campesinas que hoy sufren de sed por la sequía.

Para Santamaría, Nicaragua no ha sabido aprovechar muy bien esta oportunidad que está ofreciendo el abaratamiento del crudo, igual como ocurrió cuando los precios de las materias primas se elevaron a nivel mundial.

Aunque no quiso estimar una posible reducción tarifaria, el economista Néstor Avendaño dijo que esta “forzosamente” se debe abaratar “porque el precio sigue descendiendo, el precio en este caso del fuel oil”.

 

¿Revisión cada seis meses?

J uan Carlos López, coordinador del Centro Jurídico Social de Ayuda al Consumidor (CJSAC), dijo que lo ideal es que se revise la tarifa cada seis meses, de otra manera no se va sentir la reducción en la tarifa.

“La revisión tarifaria por mandato legal se debe revisar en un periodo inteligente de seis meses, para valorar el efecto de disminución, costos, precios internacionales, aspectos tarifarios del sector eléctrico, porque es una revisión más profunda no superficial”, sostuvo López.

Añadió que la reducción tarifaria debe oscilar en un 12 por ciento para una proyección de seis meses que debe de anexarse al 14 por ciento anterior.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: