Se “propinan” cosas negativas, no positivas

El verbo “propinar” se aplica con más propiedad a cosas negativas, por lo que no es un mero sinónimo de “dar”, “ofrecer”, “prestar”, “conceder” o “dispensar”, señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA.

El verbo “propinar” se aplica con más propiedad a cosas negativas, por lo que no es un mero sinónimo de “dar”, “ofrecer”, “prestar”, “conceder” o “dispensar”,  señala la Fundación del Español Urgente, promovida por la Agencia EFE y BBVA. En la prensa, sin embargo, se ven en ocasiones frases como las siguientes: “No ha mostrado arrepentimiento por el trato deferente que propinó al anterior presidente” o “La policía propinó ayuda para la huida de los condenados”. En la lengua general actual, el verbo “propinar” significa dar un golpe y, conforme al Diccionario General de Vox, también hacer algo desagradable o molesto (“propinar una bronca”, “propinar un disgusto”).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: