Aceras de Somoto ocupadas por comerciantes

El comercio informal que ocupa desde hace unos siete años las aceras de Somoto, incluyendo la avenida principal de la ciudad del departamento de Madriz, ha reducido los espacios destinados a los transeúntes.

lavado de dinero

La Asociación de Comerciantes de Mercados de Nicaragua quiere que se delimite el mercado Oriental. LA PRENSA/WILLIAM ARAGÓN

El comercio informal de frutas, verduras, ropa, calzado, medicina casera y bisutería, que ocupa desde hace unos siete años las aceras, incluyendo la avenida principal de la ciudad Somoto, Madriz, ha reducido los espacios destinados a los transeúntes.

El médico Marcio Brenes, quien vive sobre la avenida principal de la ciudad, cuestiona que las autoridades de la Alcaldía y de la Policía no hagan nada por organizar bien las calles de esta localidad atestada de comerciantes informales, mientras en el mercado municipal muchos de los módulos permanecen vacíos.

“Hombre aquí ya ni se puede caminar sobre las aceras y andenes porque están siendo ocupadas por comerciantes que con sus ventas obstruyen el paso de la gente que se tiene que lanzar a caminar sobre el adoquín con el riesgo que lo atropelle un vehículo”, señaló.

SIN ESPACIO PARA EL PEATÓN

Don William John Hooker también se queja de que los andenes estén a diario ocupados por comerciantes informales.

“Ya los andenes no son del peatón sino de los comerciantes y cuando te decidís a caminar por la calle los conductores de taxis o vehículos particulares te tratan diciéndote que si llevas placa para caminar por ahí y hasta te echan encima el carro o la camioneta”, dijo José Luis Martínez, habitante del sector 11 de Somoto.

Funcionarios de la Alcaldía somoteña han asegurado, a medios oficialistas, que trabajan en el ordenamiento del comercio informal, mientras el comisionado mayor Juan Manuel Chávez, jefe de la Policía en Madriz, comentó que harán coordinaciones con las autoridades de la municipalidad para mejorar el acceso peatonal en los andenes.

En uno de los sitios la municipalidad mandó a instalar módulos metálicos, que entregó a los comerciantes ilegales, pero empeoró el acceso a las aceras de los transeúntes y que permanecen ocupadas por los vendedores.

Juan Luis Rocha, que vende verduras que obtiene de San José de Cusmapa, dijo que ellos tienen derecho a ganarse la vida vendiendo en las calles, porque en el mercado le cobran altos impuestos por un módulo y con lo poco que vende no le dejaría ganancias.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: