¿Discapacidad o deficiencia? … Hablemos del Teletón 2016

Los Pipitos promueven el uso correcto de los términos relacionados con la discapacidad.

Los pipitos.Managua 11 de Abril del 2016. Foto LA PRENSA/Manuel Esquivel

A pocos días del Teletón 2016 la Asociación de Padres de Familia con Hijos con Discapacidad (Los Pipitos) retoma campaña de uso correcto de términos lingüísticos relacionados con la discapacidad.

Lea: El lenguaje correcto

Lenoska Gutiérrez Sevilla, coordinadora de Educación en Edad Escolar del Instituto Médico Pedagógico Los Pipitos (IMPP) indicó que la mayoría de términos están amparados bajo la ley 763 Ley de los Derechos de las Personas con Discapacidad aprobada en el 2011.

Además explicó que la ley define deficiencia como toda limitación adquirida o congénita que afecta las funciones mentales, físicas o sensoriales de la personas, y discapacidad como el resultado de la interacción de una persona con deficiencia y su entorno discapacitante.

“Nosotros podemos ver a una persona con silla de ruedas, esta persona tiene una deficiencia, pero es discapacidad cuando tiene las limitantes en el entorno. Por ejemplo ella quiere acceder a un lugar, pero no tiene rampa solamente tiene gradas. La discapacidad se genera cuando no hay acceso, entorno o ambiente adecuado”, dijo Gutiérrez.

Lea: Managua ciega, sorda y en silla de ruedas

Los Pipitos elaboró un glosario de términos relacionados a discapacidad en el cual establece que establece que lo correcto es decir persona con discapacidad;  y lo incorrecto es decir deficiente, enfermito, personas con capacidades diferentes, incapacitados, niños especiales y discapacitados.

El documento señala que lo correcto es persona con discapacidad física, en cambio lo incorrecto es lisiado, minusválido, inválido, paralítico, mutilado, cojo y tullido. En cuanto a la persona con discapacidad intelectual es incorrecto llamarlo mongolito, mongólico, retardado, retardado mental.

También explica que el término sordomudo es un término en desuso, ya que las personas sordas no necesariamente son mudas. Pueden aprender a hablar y muchos llegan a hacerlo; en los casos en que esto no ocurre es por la dificultad que representa el lenguaje oral para quien cuenta con el canal auditivo, y no a imposibilidad de hablar.

Para las personas ciegas, Los Pipitos recomiendan no usar el diminutivo cieguito, ni débil visual sino persona con discapacidad visual o con baja visión o simplemente ciego.