Órbita de la Estación Espacial se eleva 900 metros

Esto a fin de crear condiciones óptimas para la vuelta a la Tierra, prevista para el próximo 5 de junio, de la nave tripulada con tres astronautas .

Los miembros de la expedición 4647 a la Estación Espacial Internacional (EEI), el astronauta británico Timothy Peake (izq), el cosmonauta ruso Yuri Malenchenko (c) y el astronauta de la NASA Timothy Kopra (derecha). LA PRENSA/EFE

La órbita de la Estación Espacial Internacional (EEI) fue elevada hoy a fin de crear condiciones óptimas para la vuelta a la Tierra de la nave tripulada rusa Soyuz TMA-19M, prevista para el próximo 5 de junio, informó el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia.

«A las 15.20 se ha dado orden para encender los motores de la nave de carga Progress. Según cálculos preliminares, los motores estarán encendidos durante 254 segundos y la órbita de la estación se elevará 900 metros, hasta situarse en 404.3 kilómetros», precisó un portavoz del CCVE.

La Soyuz TMA-19M aterrizará el 5 de junio en la parte central de Kazajistán y devolverá a la Tierra a la tripulación compuesta por el ruso Yuri Malenchenko, el estadounidense Tim Kopra y por Tim Peake, el primer británico que ha viajado a la plataforma internacional.

Días después, el 21 de junio, despegará rumbo a la EEI una nave tripulada de nueva generación, la Soyuz MS, que llevará al espacio al ruso Anatoli Ivanishin, a la estadounidense Kathleen Rubins y al japonés Takuya Onishi.

Los tres astronautas se sumarán a los rusos Alexéi Ovchinin y Oleg Skripochka y al estadounidense Jeffrey Williams, que llegaron a la estación el pasado mes de marzo.

La Estación Espacial Internacional, un proyecto de más de 100,000 millones de dólares en el que participan 16 naciones, orbita a una velocidad de más de 27,000 kilómetros por hora a una distancia de 400 kilómetros de la Tierra.