Nuevo récord

El petróleo cerró este martes en su valor más alto del año estimulado por versiones de un posible acuerdo entre Arabia Saudita y Rusia para estabilizar la oferta.

Una deformidad en el cuerpo a causa de un accidente o un tumor, puede ser corregido a través de la microcirugía, una cirugía que se realiza mediante microscopio y que se comenzó a desarrollar en el país hace una década pero se ha venido perfeccionando desde hace cinco años.

El petróleo cerró el martes 12 de abril en su valor más alto del año estimulado por versiones de un posible acuerdo entre Arabia Saudita y Rusia para estabilizar la oferta.

El barril de “light sweet crude” (WTI) para mayo ganó 1.81 dólares a 42.17; un precio que no alcanzaba desde noviembre.

En el mercado londinense, el precio del barril de Brent para entrega en junio terminó también en su valor más alto del año al subir 1.86 dólares a 44.69.

Los precios, que ya venían en alza desde hace una semana, se tonificaron aún más luego de que la agencia rusa Interfax dijo que Ryad y Moscú —los mayores productores mundiales—, alcanzaron un consenso para fijar un tope a su oferta, dijo en una nota, Tim Evans, de Citi.

Ese dato, no confirmado oficialmente, alimentó la esperanza de que el domingo los grandes exportadores mundiales de crudo, incluidos Rusia y Arabia Saudita, acuerden en Doha congelar la producción y así mitigar la sobreoferta que castiga los precios desde hace un año y medio.

“Hay que recordar que el 16 de febrero (Arabia Saudita y Rusia) decían haber alcanzado un acuerdo que estaba condicionado a que otros países lo aceptaran”, pero que finalmente no se concretó, comentó Evans.

Ese supuesto acuerdo de febrero, que era apoyado por Venezuela y Catar, facilitó entonces un rebote de los precios cuando habían caído a sus menores niveles desde 2003.

Sin embargo, los mercados comenzaron luego a tener dudas sobre cuántos países lo apoyarían y si, además, se buscaba de una baja concertada de la producción o un mero congelamiento.

A partir de ahora, la confianza parece volver “y los inversores se vuelcan hacia la reunión de Doha” del domingo, comentó Mike Lynch, de la consultora Strategic Energy & Economic Research.

“El sentimiento general es que se busca marcar un techo (…) pero, francamente, temo que eso sea exagerado”, dijo. Ese sentimiento de cautela es compartido por muchos observadores que alertan sobre un nuevo repliegue de precios si la reunión de Doha resulta infructuosa.

¿HABRÁ ACUERDO ?

Los inversores confían en que el próximo 17 de abril los representantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros productores puedan acordar algún tipo de reducción en la extracción de crudo que ayude a estabilizar el mercado.

Los precios del petróleo vienen desplomándose desde finales de 2014 por un exceso de oferta en el mercado y hasta ahora la OPEP se ha negado a reducir sus cuotas de producción, mientras crece la producción en otros países que no pertenecen a ese cártel.