Eve Hewson, hija de Bono, se inclina por la actuación

“La mayoría de los padres quieren que sus hijos sean abogados, arquitectos o doctores y eso también les pasó a los míos. Creo que simplemente estaban siendo protectores”, comentaba Eve en una de sus primeras entrevistas ya como actriz de la serie de televisión The Knick

Un primer plano de Eve Hewson donde muestra la fuerza de su belleza. Por algo se han fijado en ella varias firmas de modelaje. :La Prensa/EFE

Ser joven, guapa e hija de famosos es un cóctel que parece muy oportuno para conseguir un hueco en el difícil y exclusivo mundo de la farándula, pero Eve Hewson, cuando dijo a sus padres que quería ser actriz se encontró, de entrada, con un rechazo notable.

Lejos de amilanarse, la joven aplicó una gran dosis de amor propio y se matriculó en un programa de teatro en la Universidad de Nueva York, con el objetivo de hacerse un hueco en la escena. En 2011 se fijó en ella el director italiano Paolo Sorrentino, quien la puso al lado de Sean Penn en This must be the place (Questo deve essere il posto) y luego hizo un buen papel en los filmes  Enough Said  (2013) y Blood Ties (2013), hasta que la contrataron para hacer de enfermera en The Knick, en 2014, y el pasado año Steven Spielberg la quiso para su premiada Bridge of Spies (2015).

“La mayoría de los padres quieren que sus hijos sean abogados, arquitectos o doctores y eso también les pasó a los míos. Creo que simplemente estaban siendo protectores”, comentaba Eve en una de sus primeras entrevistas ya como actriz de la serie de televisión The Knick, dirigida por el ganador del Óscar y el Emmy, Steven Soderbergh.

Las pruebas, desde luego a tenor de la opinión de los críticos, han resultado un éxito y Eve, que se llama así porque nació el día 7 (s-eve-n), se ha metido de lleno en el “star system” americano y apunta muy, muy lejos, con solo 24 años y con unos genes que la conectan con el público.

INFANCIA EN SU IRLANDA NATAL

La joven vivió y estudió durante su infancia en su Irlanda natal, lejos de la fama de su familia, algo que agradecía, pero desde luego no lo hizo como una niña normal, ya que su casa estaba constantemente repleta de personajes de toda condición, dada la profesión de su famoso papá y el férreo activismo de su madre.

Eso le ha dado fuerza y carácter, además, según admitía en una entrevista para la revista CQ, nadie le ha dado nada por ser hija de quien es. “Lo bueno de Hollywood es que es tan despiadado que no importa quién seas. Si no vales para el papel, no vales. Ningún director se la va a jugar con su película por poner en un titular que en el reparto está el hijo de alguien”, indicaba.

Ahora, sus padres respetan la decisión de convertirse en actriz de Eve y la animan, porque son conscientes también de que ha sufrido varios intentos fallidos a la hora de hacerse un nombre y meterse en los castings por lo que es, y no por ser hija de famoso.

especial2WEB

Eve Hewson  en su papel de enfermera en la serie The Knick.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: