Alcalde de Jinotepe ignora petición de trasladar mercado

Ayer un grupo de ciudadanos y del Comité Pro Traslado del mercado de Jinotepe realizaron un plantón a las afueras de la Alcaldía para exigir al alcalde Mariano Madrigal que cumpla con su promesa de trasladar el viejo mercado hacia el nuevo.

Ayer un grupo de pobladores no pudo expresar su demanda de trasladar el viejo mercado, porque el alcalde no los quiso recibir. El nuevo mercado de Jinotepe ha costado más de setenta millones de córdobas. LA PRENSA/M. GARCÍA

Es la segunda ocasión que un grupo de ciudadanos y el Comité Pro Traslado del mercado de Jinotepe realizan un plantón a las afueras de la Alcaldía para exigir al alcalde Mariano Madrigal que cumpla con su promesa de trasladar el viejo mercado hacia el nuevo.

Pero no fueron recibidos por el alcalde y este más bien pasó saludando en su camioneta a los manifestantes.

La gente que asistió fue poca, en su mayoría mujeres de la tercera edad, las que fueron silenciadas por unos parlantes que sonaban con gran intensidad “supuestamente” para alegrar a unos jóvenes que jugaban futbol en una de las calles del parque central, cerca de la Alcaldía.

“Necesitamos a la mayor brevedad posible el traslado del mercado viejo hacia el nuevo, porque Jinotepe es un caos donde no se puede caminar y pedimos públicamente la renuncia del alcalde, porque desde que está ahí no ha hecho nada bueno, gana su sueldo y solamente calienta el asiento”, dijo doña Blanca de Flores, una de las pobladoras.

Esta ciudadana expresó que necesitan un alcalde nuevo que tome la decisión de trasladar a los comerciantes al nuevo mercado y que si eso llega a suceder, Jinotepe volvería a ser la ciudad más limpia de Nicaragua, como una vez lo fue.

El grupo quiso entrar a la Alcaldía, pero la puerta estaba custodiada por varios guardas de seguridad. “Pusieron ese parlante con esos camisas manchadas que dicen que son de la Juventud Sandinista para que nos hicieran bulla y no se oyera lo que decíamos. Eso es boicotear un acto que no es político”, expresó Flores.

ALCALDE INCUMPLIÓ

Otra de las que llegó fue la concejal del PLI, Lesbia Ambiogi, quien mencionó que el problema del mercado afecta a todos. “El alcalde hizo en junio (del año pasado) un anuncio en la Casa del Obrero y ha incumplido con ese compromiso, él dio fecha a este pueblo que el mercado se iba en julio, pero quedó solo en palabras”, señaló.

“El día que la primera dama diga que el mercado se va, ese día o la misma noche que ella dé la orden, se va el mercado”, anunció la concejal.

El concejal del PLI, de la Alcaldía de Jinotepe, Julio Hernández, acompañó ayer la protesta y lamentó lo sucedido.
Refirió que en la última sesión ordinaria se propuso el traslado, pero asegura que el alcalde dijo que hay que esperar el consenso de los comerciantes.

Agregó que el mercado nuevo presta todas las condiciones para albergar a los vendedores, mejor que donde están ahora, en las calles. “Pero parece que es un gobierno blandengue porque nunca va a haber consenso. Hay gente que no es de Jinotepe y viene a opinar en asuntos de Jinotepe”, dijo al referirse a personas que han boicoteado el traslado porque no viven en la ciudad.

¿PARA CUÁNDO EL TRASLADO?

El concejal del PLI, de la Alcaldía de Jinotepe, Julio Hernández, dijo que “estamos endeudados pagando intereses de un préstamo de más de veinte millones de córdobas que se destinaron a componer lo que ya estaba hecho”. Dijo que se quitó el zinc que habían puesto como paredes, se hicieron módulos nuevos para acomodar a los vendedores, se reparó el zinc del techo que ya estaba dañado y las paredes, pero aún no deciden trasladarlo. Aseguró que el tiempo pasa y el mercado se está deteriorando.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: