Cierran frontera a productos nicas

El cierre injustificado de la frontera de Honduras para productos nicaragüenses, como los derivados lácteos y de ganado bovino, amenaza a unas 35 empresas en Nicaragua que venden a ese destino.

Los productores de leche serían los más vulnerables ante la desgravación de leche en polvo procedente de Estados Unidos. LA PRENSA/ARCHIVO

El cierre injustificado de la frontera de Honduras para productos nicaragüenses, como los derivados lácteos y de ganado bovino, amenaza a unas 35 empresas en Nicaragua que venden a ese destino.

Wilmer Fernández, presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), asegura que desde el año pasado Honduras debió renovar las certificaciones a las empresas que les proveen y que están en Nicaragua.

“Una vez realizadas las inspecciones por el Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria de Honduras (Senasa), notifican qué mejoras hacer y una vez hechas las nicaragüenses a través del Instituto de Protección y Sanidad Agropecuaria avisan para que en un período de 15 días haya una respuesta y es ahí donde fallaron pues no han respondido aún”, manifestó Fernández vía telefónica.

Según el presidente de Canislac, ese cierre injustificado amenaza a cientos de pequeños productores que venden a las grandes empresas que también exportan.

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada, José Adán Aguerri, dijo que se debe apelar a la responsabilidad del Gobierno de Honduras para resolver estas trabas.

CETREX LO CONFIRMA

De acuerdo con las estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex), la venta de queso, leche y ganado bovino a Honduras ha disminuido su volumen durante el primer trimestre de 2016, respecto al 2015.

En el caso de la leche, la merma en el volumen fue de 36.5 por ciento, en queso 67 por ciento y 78.4 por ciento en ganado bovino, confirman los datos del Cetrex.

SIN PODER ENTRAR

Alfredo Lacayo, presidente de la empresa Centrolac, asegura que solicitaron la revisión de su planta a Honduras desde noviembre del año pasado y hasta ahora el permiso no ha sido otorgado.

“Nosotros estamos buscando la manera de entrar a ese mercado y no hemos podido por la falta de las certificaciones de ese país, lo que influye en que dejemos de acopiar a los productores nacionales unos 30,000 litros de leche al día”, manifestó Lacayo.

El presidente de Centrolac también agregó que ese impedimento sin justificación debe analizarse por parte de las autoridades correspondientes de cada gobierno.

“Por eso en un esfuerzo público y privado viajamos la semana pasada a Honduras y ellos se comprometieron a dar una respuesta hoy (ayer), misma que seguimos esperando para poder entrar a ese mercado”, agregó Lacayo.

MISMAS MEDIDAS

El presidente del Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep), José Adán Aguerri, dijo ayer en conferencia de prensa que si el gobierno de Honduras no responde a los empresarios nicaragüenses por el cierre de fronteras para los productos lácteos, entonces solicitarán al titular de Fomento, Industria y Comercio, Orlando Solórzano, que Nicaragua también le aplique restricciones.

“Si ellos no responden a lo largo de esta semana a la petición de los empresarios en Nicaragua, entonces que el país también imponga sus medidas a los productos originarios de ese país”, explicó.

Vea:

El presidente del Cosep apela a que ese país cumpla con su palabra adquirida la semana pasada en una reunión de funcionarios, cuyo objetivo era dar una respuesta y que se establezca un diálogo de mutuo acuerdo para todas las partes implicadas.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: