Malacatoya demanda agua de mejor calidad

Habitantes de la comarca Malacatoya, en Granada, denunciaron que Enacal les está llevando agua en pipas, pero con larvas y en alguna ocasión salieron un sapo y un ratón muerto.

La cisterna de Enacal lleva agua a Malacatoya los lunes, miércoles y viernes. LA PRENSA/R. FONSECA

Habitantes de la comarca Malacatoya, en Granada, denunciaron que Enacal les está llevando agua en pipas, pero con larvas y en alguna ocasión salieron un sapo y un ratón muerto.

Los pobladores consideran que los encargados deben supervisar el agua que les llevan a sus casas para no dañar la salud del pueblo. El lunes en la mañana la pipa de Enacal estaba llenando en el hidrante que está ubicado en el Intecna. Luego fueron a repartirla a Malacatoya.

El problema ha surgido porque el pozo que tiene esa comarca dejó de funcionar hace muchos meses, porque la demanda poblacional superó la capacidad. No obstante los pobladores siguen pagando el servicio de agua a Enacal.

Sofía Mallorquín mostró su recibo y dijo que a veces paga 115 córdobas mensuales a Enacal por el servicio de agua que no tiene. La señora dijo que la cisterna con agua la llevan lunes, miércoles y viernes para darle a la gente, pero no es apta para el consumo.

“Malacatoya es una comunidad que genera dinero a la Alcaldía y merecemos tener mejor calidad de vida, porque solo en la barcaza cuánto dinero recauda diario la Alcaldía”, dijo Mallorquín.

Señaló que los productores de arroz dejan millonarios impuestos y a través de otros rubros la zona deja ganancias al país y al municipio de Granada. Dijo que a pesar de tener a dos representantes en el Concejo Municipal, estos no hablan por su comunidad.

“¿Para qué tenemos a esos concejales en la Alcaldía, solo para que retiren su cheque?”, señaló Mallorquín.
En la casa de la señora habitan tres niños, entre estos un bebé, y tienen que comprar agua purificada a setenta córdobas, el botellón pequeño, lo que no es rentable para ellos.
Los consultados dijeron que el agua que reparte Enacal la usa el pueblo para tomar y cocinar los alimentos.

CON MACHETE EN MANO

Los consultados también citaron que el fin de semana pasado los habitantes de la comarca La Trinidad, a un kilómetro de Malacatoya, los habitantes protestaron con machete en mano porque el conductor de un camión cargado de pacas se pasó llevando el transformador del único pozo que posee ese poblado.

La protesta se puso violenta cuando el conductor trató de huir del lugar para evadir responsabilidades.
Rosa Francisca Sequeira Arauz dijo que en este momento los habitantes de la comarca El Tabacal, comunidad vecina de Malacatoya, llevan un mes sin agua. Lo mismo pasa en las comunidades Los Ángeles y Santa Ana.

“Aquí hemos tenido casos serios de personas que trabajan en el campo que han orinado sangre por lo caliente del clima y ante la falta de ingesta de agua”, explicó Sequeira.
Dijo que en El Tabacal hay un pozo, pero la bomba fue sustraída por Enacal para llevarla a un pozo de Nandaime.