Román “Chocolatito” González marcó 116.4 libras y se acerca al peso

Hay alguien que está más contento que el mismo Román “Chocolatito” González, después de haber marcado 116.4 libras el día de ayer una vez terminada la sesión de sparring en el gimnasio Fight Club en Costa Rica

“Chocolatito” se refugia en su habitación para soportar bajar de peso. LAPRENSA/ OSCAR NAVARRETE

Hay alguien que está más contento que el mismo Román “Chocolatito” González, después de haber marcado 116.4 libras el jueves 15 de abril una vez terminada la sesión de sparring en el gimnasio Fight Club en Costa Rica, es Arnulfo Obando, el entrenador del tricampeón, quien hace dos meses presentó un plan de trabajo donde no se escapaba ningún detalle, y todo se está cumpliendo, debido a que no solo pesó lo esperado, sino que finalizó los 166 asaltos de sparring previstos.

Ayer fue de aquellos días en el cual el sauna que utiliza Román de traje lo consumió, Félix Alvarado en el último guanteo lo exprimió y hoy las sesiones se reducen a la suavidad, ya nada de exigencias, solo reducción y controlar la comida, no hay que ingerir más carbohidratos porque el tricampeón entró en la recta final, más bien el equipo empezará a empacar las maletas hacia Los Ángeles, adonde parten el domingo en horas de la mañana, para instalarse en el Hotel Sheraton: cambiaron de lugar de descanso, anteriormente había sido en el Westin.

“Ayer realizamos saco, cuerda y cuatro asaltos de guanteo con Félix, de quien estamos muy agradecidos por toda la ayuda que nos brindó, para mañana (hoy), bajaremos por completo la carga, no totalmente, pero sí en relación como estábamos trabajando”, indicó Arnulfo Obando, mientras cuadra cómo trabajará en la semana que estará en Los Ángeles.

“Pensamos hacer sesiones en el gimnasio del hotel y si es necesario en otro lugar, pero el plan es que para el miércoles marque la categoría y así no haya ningún problema para el viernes”, concluyó.