Construcción en Nicaragua aporta más a la economía

El aporte del sector construcción a la formación del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua se recuperó en 2015, aunque economistas abren el debate sobre cuánto tiempo podría durar la bonanza del sector.

Solo en la tienda Walmart, que iniciará operaciones en Managua, creará de forma directa unos 150 puestos de trabajo. LAPRENSA/ARCHIVO

El aporte del sector construcción a la formación del Producto Interno Bruto (PIB) de Nicaragua se recuperó en 2015, aunque economistas abren el debate sobre cuánto tiempo podría durar la bonanza del sector.

A partir de 2011 el aporte de ese sector a la economía nacional inició su recuperación —tras la caída iniciada en 2007— y su contribución pasó de 2.1 por ciento al PIB (ver infografía) a un cálculo preliminar de 3.2 por ciento el año pasado, según refleja el Anuario de Estadísticas Macroeconómicas 2015 que publicó el Banco Central de Nicaragua (BCN).

PortActConstruccion-01

Para el economista Luis Murillo, las estadísticas muestran una tendencia positiva que apunta a un sostenido crecimiento y por ende de aumento en el aporte.

“Se observa un comportamiento cíclico conformado por los períodos de crisis (2006-2011) y recuperación mundial (2012-2015), más el buen manejo de las relaciones del Gobierno actual con el sector privado que representa el Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep). Muy probablemente estemos en principio de un nuevo impulso del crecimiento del sector construcción”, manifestó Murillo.

Lea: Auge constructor al menos hasta 2017

El economista y catedrático considera que el impulso del sector construcción continuará por proyectos como los nueve pasos a desnivel que el gobierno municipal estima concretar en 2021, lo que genera entre los empresarios expectativas positivas a los que quieran invertir.

Pero también existen otros proyectos públicos que en reiteradas ocasiones el presidente de la Cámara Nicaragüense de la Construcción (CNC), Rodrigo Pereira, ha destacado como el Hospital Occidental en León, a cargo del Ministerio de Salud, o el futuro Estadio Nacional de Beisbol.

“También varios proyectos de construcción de carreteras, de las que el Ministerio de Transporte e Infraestructura está al frente y por parte de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, pozos e instalación de tuberías”, refirió Pereira.

Según el Índice Mensual de la Actividad Económica (IMAE), la construcción mostró en 2015 un aumento de 23.1 por ciento, siendo uno de los sectores con mejor desempeño en la economía.

La Ley del Salario Mínimo ordena revisar y ajustar cada seis meses la paga mínima a los trabajadores. LA PRENSA/ O. NAVARRETE

NUEVAS ZONAS CONSTRUIDAS

El Informe de Construcción Privada al IV Trimestre de 2015 plasma que durante ese año el área efectivamente construida tuvo un acumulado anual que alcanzó un crecimiento promedio de 17.5 por ciento, al registrarse una edificación de 1.53 millones de metros cuadrados.

Ese último trimestre deja en evidencia que el sector comercial fue el que más aportó a la construcción, con un aumento del 88 por ciento en las obras comerciales y del 18.7 por ciento en las obras de servicios.

También lea: Auge constructor no logra formalizar

Rosendo Mayorga, presidente de la Cámara de Comercio y Servicios de Nicaragua (CCSN), dijo que el dinamismo económico que se vive en los últimos años ha traído consigo expansión en el sector.

“Se han inaugurado más centros comerciales, nuevas plazas, ampliaciones de otras, todo forma parte de ese gran aporte que hacemos porque para poder desenvolvernos y alcanzar las metas que nos hemos trazado para este año, tenemos que ir de la mano del sector que nos prepara las condiciones”, declaró Mayorga recientemente al ser consultado en las oficinas del Cosep.

Huelga en Construccion de la embajada de USA
LAPRENSA/ARCHIVO
NADA ES ETERNO

El economista Adolfo Acevedo sostiene que en 2016 es posible suponer, sobre la base de  los proyectos anunciados  y al comportamiento del crédito hipotecario, que el crecimiento de la construcción continuará.

“Aunque a estas alturas no se cuenta todavía con suficiente información para determinar si continuará creciendo a las mismas tasas, o a tasas desaceleradas”, manifestó el economista.

Acevedo advierte que en todo caso “como lo muestra la experiencia, ningún gran auge inmobiliario dura eternamente: eventualmente termina. La demanda por nuevos edificios de oficina, o por nuevos centros comerciales o centros residenciales para estratos relativamente acomodados, tiene un límite, sobre todo en una economía tan pequeña como la nuestra”, agregó.

Puedes leer: Construir es más caro

El economista también agrega que todo sector debe tomar en cuenta el contexto internacional y las proyecciones de crecimiento de las principales economías.

“En Estados Unidos la debilidad de los datos ha llevado a que la tasa de crecimiento del producto interno bruto real de la Reserva Federal de Atlanta proyecte una tasa de crecimiento de la economía norteamericana de solo un 0.3 por ciento para el primer trimestre 2016. El ingreso disponible de los nicaragüenses podría verse afectado por un deterioro de los términos del intercambio debido a la caída del precio de los productos que el país exporta y cierta recuperación del petróleo, más si continúa la desaceleración de las transferencias corrientes desde el exterior”, enfatizó Acevedo.

VIVIENDA SOCIAL PESA

La construcción de viviendas en Nicaragua que se promueve desde el Gobierno central es otra de las razones por las que el sector construcción experimenta dinamismo y puede seguirlo haciendo, sostiene el catedrático Luis Murillo, quien afirma que las casas de interés social en general permiten a las empresas crear un mercado y desarrollarse en un formato con potencial de crecimiento.

PortActConstruccion02-02
CIFRAS VARÍAN

Para analizar debidamente las estadísticas del sector construcción, el economista Adolfo Acevedo sostiene que dependerá de cuál serie se tome como referencia.

“Con tantas revisiones es difícil saber a cuál creerle porque incluso la última publicada será revisada después”, dice.

Según la serie de las Cuentas Nacionales Trimestrales al IV Trimestre de 2015, parece haber una moderada caída en 2007, la cual venía desde 2006, declara Acevedo y luego se produce una caída aún mayor, que dura de 2008 a 2010, resultante del impacto de la gran recesión de 2008-2009.

El economista añade que en 2011-2012 hubo un fuerte auge seguido por una severa desaceleración en 2013 y según a qué serie le crea, una caída o una desaceleración marcada en 2014. En 2015 se habría producido un nuevo auge, inferior o similar al de 2011-2012, aunque —de nuevo— dependiendo a cuál serie le crea.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: