Costa Rica no descarta visita de fiscales nicaragüenses por caso de Adrián Salmerón

Samerón Silva es acusado de asesinar a cinco personas en Costa Rica, incluidos tres niños.

Michael Adrián Salmerón Silva. LA PRENSA / L. VILLAGRA

El Ministerio Público costarricense, no descarta que fiscales de Nicaragua les visiten en los próximos días para conocer mejor sobre el caso de Michael Adrián Salmerón Silva, el nicaragüense de 23 años preso en Nicaragua que será juzgado en Managua, por la matanza que habría ejecutado de casi toda una familia en el norte de Costa Rica.

La fiscal adjunta de la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales (OATRI) del Ministerio Público, Laura Monge, no descartó una eventual visita de homólogos nicaragüense, como parte de la asistencia penal internacional abierta para este proceso; aunque la investigación de caso esté completada y el expediente con pruebas casi en totalidad ya esté en manos de la justicia de Nicaragua.

“En cuanto ellos quieran venir para poder conversar con los encargados de la investigación, los vamos a recibir. Es muy probable que vengan en los próximos días, hay estrecha colaboración entre los dos países y es parte de nuestro trabajo normal”, explicó Monge.

Samerón Silva es acusado de asesinar a la costarricense Yeimy Jéssica Durán Guerra, de 35 años; al esposo de ella, el estadounidense Dirrk Bounchamp, de 57 años; y a los tres hijos de estos dos últimos: Allison de 12 años; Jack, de 8 años y Shantal de 6 años. Una niña de 4 años y otra de siete meses de nacida sobrevivieron a la masacre.

El hecho ocurrió un fin de semana de febrero en Sardinal de Guanacaste, norte del país, en la misma casa donde víctimas y presunto autor convivían.

Salmerón Silva fue capturado la misma semana en Nicaragua, país que determinó oficialmente hace pocos días que no será extraditado a Costa Rica por impedimento constitucional al ser nativo de Sébaco, Matagalpa. Por lo tanto, será enjuiciado en un juzgado especializado en Managua.

El expediente en su contra Costa Rica lo presentó a la Corte nicaragüense dos días después de su captura, en el mes de febrero.

“Era (la notificación oficial de Nicaragua sobre la no extradición) lo que estábamos esperando que sucediera, por eso desde el principio hemos hecho la solicitud subsidiaria de que si no se podía extraditar por el impedimento Constitucional, lo juzgaran en Nicaragua porque eso lo prevé el tratado” de asistencia penal internacional, dijo la Fiscal.

“Nosotros continuamos apoyando, hemos enviado documentación por vías correspondientes para incluirlo en el proceso, con base en ello seguir formulando acusación, por si necesitan recibir testigos por videoconferencia o más pruebas por medio de asistencia, nada más estamos a la orden de las autoridades nicaragüense para seguirles colaborando, ya tienen mayoría expediente”, añadió.

Según la Fiscal, todo el tiempo que Nicaragua duró en oficializar la no extradición del sospechoso, la investigación terminó de completarse, lo cual incluye la aplicación de parte de las autoridades nicaragüenses de exámenes al sospechoso de sangre, de cabello o huellas dactilares; para cotejarlas en Costa Rica y remitirlas al expediente.

Entre las pruebas enviadas Nicaragua, debidamente embalada, según la fiscal, están las armas homicidas que habría usado el nicaragüense para ultimar a sus víctimas, las cuales fueron encontrada por el Organismo de Investigación Judicial durante la investigación en el lugar de los crímenes.

Son dos cuchillos que el momento del hallazgo, estaban con manchas de sangre y fueron debidamente embalados y se les aplicó exámenes de laboratorio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: