Denuncian que CSJ amenaza al PLI

MRS y Panac no se intimidan ante posibilidad de que CSJ quite personería jurídica del PLI a Eduardo Montealegre.

La Coalición del PLI lleva un año exigiendo transparencia en los comicios. LA PRENSA/J. TORRES

Los aliados del Partido Liberal Independiente (PLI) en la Coalición Nacional por la Democracia no temen que mediante un fallo del poder judicial le arrebaten el partido al diputado Eduardo Montealegre.

Para Suyén Barahona, coordinadora del Movimiento Renovador Sandinista (MRS) en la Coalición opositora, la reactivación del litigio por la representación legal del PLI en la Corte Suprema de Justicia (CSJ) “es parte de las maniobras del orteguismo para sembrar incertidumbre en la alianza”.

El litigio por el PLI está en la Sala Constitucional de la CSJ desde hace cinco años, pero esta semana citaron, por separado, a Valmore Valladares, Virgilio Godoy, Pedro Reyes y José Venancio Berríos para que amplíen sus reclamos.

Los cuatro reclamantes tendrán audiencias separadas el 18 y 25 de abril y el 9 y 16 de mayo próximos.
Barahona afirmó que no tenían “miedo a ese tipo de maniobras” del Gobierno mediante el poder judicial, en el cual tiene total control.

El Consejo Supremo Electoral (CSE) reconoció desde las elecciones de 2011 como representantes legales del PLI a Indalecio Rodríguez y posteriormente a Eduardo Montealegre.

El PLI es el único partido con personería jurídica dentro de la Coalición, porque Moisés Hassan, del Partido Acción Ciudadana (PAC) aún no firma su alianza.

DESLEGITIMARÍA COMICIOS

El objetivo del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) es dañar a la Coalición más grande de la oposición a través de la CSJ, según el MRS y el Partido Nueva Alianza Cristiana (Panac).

Por eso “no creemos que eso vaya a pasar, creemos que eso es parte de la intimidación, pero si sucede, la Coalición tomará una decisión en conjunto de cómo responderemos”, afirmó Barahona.

NO CONVIENE CLIMA DE INESTABILIDAD

Darick Ramírez, presidente del Panac, dijo que no les intimida que a través de una resolución de la CSJ se despoje a Montealegre como el representante legal del PLI.

Ramírez sostuvo que ni al propio partido gobernante FSLN le conviene un clima de inestabilidad en un año electoral.

“Sabemos que a nadie le conviene, sobre todo en un año electoral, afectar la personalidad jurídica a la fuerza opositora más fuerte, que es el PLI, con todos los partidos aliados en la Coalición. Si eso sucede, habrá un problema muy serio en la democracia”, declaró.

El PLI aún no decide si participará en las elecciones.