Del IPv4 al IPv6

En algunos mercados, la escasez de IPv4 empieza a ser notable y si bien los operadores han encontrado formas de ser más eficientes con esta escasez

Telecomunicaciones

Ing. Hjalmar Ruiz Túckler. LAPRENSA/ARCHIVO

 

En algunos mercados, la escasez de IPv4 empieza a ser notable y si bien los operadores han encontrado formas de ser más eficientes con esta escasez, la mayoría está todavía desarrollando sus estrategias migratorias hacia IPv6. En Latinoamérica quizá no exista la escasez que ya se manifiesta en Norteamérica, Europa y Asia, sin embargo con la llegada de la 5G y el IoT los operadores de la región deben tener muy clara las implicaciones de esta transición porque se tendrá que llevar a cabo.

En la actualidad existen miles de millones de dispositivos que utilizan IPv4. Así que pensar en  una migración simultánea de IPv4 a IPv6 de todos estos dispositivos es inviable. En algunos casos, aunque se quiera migrar a IPv6, los dispositivos o el software pueden no admitir IPv6 o no tener soporte adecuado. La migración requerirá su período de tiempo.

Afortunadamente, se han desarrollado diferentes mecanismos de transición que permiten una integración fluida de IPv4 e IPv6 y no requieren que la actualización de todos los nodos sea simultánea. Entre ellos cabe destacar: Pilas duales IPv4/IPv62, “Túneles” y la conversión entre IPv4 e IPv6 por medio de NAT-PT (Network Address Translation –Protocol Translation).

El método de integración mediante pilas duales o dual stack se basa en la utilización de uno o varios nodos que tiene instalada la pila de protocolos IPv4 y la pila IPv6 a la vez. Los dispositivos con ambas pilas, también denominados nodos IPv4/IPv6, pueden recibir y enviar tráfico a nodos que solo soportan uno de los dos protocolos ( solo IPv4 o sólo IPv6).

Estos nodos de pila dual pueden ser tanto enrutadores como equipos de trabajo. Si se trata  de un equipo tendrá asociada a cada tarjeta de red tanto una dirección IPv4 como una IPv6, y podrá enviar paquetes IPv4 a otros equipos IPv4 y paquetes IPv6 a otros equipos IPv6. Si se tratara de un enrutador, además de las direcciones IPv4 y los protocolos de encaminamiento habituales, tendrá que tener direcciones IPv6 y protocolos de encaminamiento IPv6 para admitir tráfico de equipos de los dos tipos. El enrutador podrá recibir y enviar tanto paquetes IPv4 como paquetes IPv6.

Los túneles proporcionan un mecanismo que permite establecer conexiones IPv6 sobre una red IPv4 (y viceversa). Los túneles se utilizan cuando un equipo desea acceso a la red IPv6 existente. Para ello el equipo deberá crear un túnel a través de IPv4 con un router que tenga tanto acceso a IPv6 como IPv4. Este método se está utilizando en la actualidad por parte de algunos ISPs que solo dan conexión IPv4 para que cualquiera pueda tener acceso a la red IPv6.

También permiten unir redes IPv6 utilizando infraestructura IPv4 existente. Esto consiste en enviar datagramas IPv6 encapsulados en paquetes IPv4 (y viceversa). Los extremos finales del túnel siempre son los responsables de realizar la operación de  encapsulado y desencapsulado del paquete IPv6 en IPv4. El tunneling es una técnica de integración y transición intermedia, y no debe considerarse como una solución definitiva. El objetivo final debe ser una arquitectura IPv6 nativa.

En caso de que existen nodos o bien con IPv6 o bien con IPv4 de forma exclusiva, se puede usar el protocolo NAT-PT para transformar paquetes IPv6 en paquetes IPv4 y viceversa. Este mecanismo es totalmente transparente para los nodos extremos de la conexión, solo es necesario configurar un router, con soporte NAT-PT y el control de estado de las conexiones, que realiza la transformación de paquetes.

NAT-PT es más complejo que el protocolo NAT de IPv4, ya que, además de traducir la dirección de origen, modifica íntegramente la cabecera de cada paquete IPv4/IPv6 manteniendo los datos de cada paquete intactos. Este método necesita también cambios a nivel de aplicación para controlar las peticiones de resolución de nombre en los servidores DNS. Solo se recomienda su uso como medida temporal, si no hay otra alternativa. Desde luego, ninguna de estas soluciones basta para resolver todos los problemas. Diferentes redes requieren varias estrategias y la mayoría de ellas, soluciones combinadas.

*Consultor
hjalmar.ruiz@rcrconsultores.com

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: