Piden que incluyan a ambientalistas en comisión que auditará bosques

La actividad forestal —desde el corte hasta la comercialización— fue suspendida verbalmente en su totalidad por el Gobierno el pasado jueves.

La actividad forestal fue suspendida verbalmente en su totalidad por el Gobierno el pasado jueves. LA PRENSA/W. ARAGÓN

El Grupo Ambientalista Mogotón, de Nueva Segovia, demandó la inclusión de técnicos y especialistas en Medioambiente independientes en la Comisión Nacional que el Gobierno conformó para auditar, entre otras cosas, los bosques de pino.

Hasta el momento se conoce que esta comisión estará conformada por la ministra y el viceministro del Ambiente y los Recursos Naturales, Juana Argeñal y Roberto Araquistain; el director de Inafor, William Schwartz, y un delegado o delegados del Ejército, Policía Nacional, Instituto Nicaragüense de Fomento Municipal (Inifom) y del Ministerio de Gobernación.

“Esperamos que la comisión no venga a maquillar la muñeca y que después vayan a informar cosas falsas al presidente de la República. Tiene que ser transparente e informar públicamente los resultados”, manifestó Hazly Tourniel, encargado de Relaciones Públicas en el Grupo Mogotón.

La actividad forestal —desde el corte hasta la comercialización— fue suspendida verbalmente en su totalidad por el Gobierno el pasado jueves.

INVESTIGAR QUIÉNES AUTORIZARON PLANES DE MANEJO

Tourniel sugirió que la comisión haga una auditoría minuciosa a las instituciones del Estado, como el Marena, el Inafor y las alcaldías para averiguar quién o quiénes y cómo han autorizado planes de manejo en áreas protegidas de la Cordillera Dipilto-Jalapa.

Este grupo ambientalista se ha opuesto, desde su nacimiento, al despale y deforestación de la cordillera y propone que los madereros no exploten más los bosques naturales y sugiere que estos planten sus propios bosques, certificados debidamente por las instituciones correspondientes y trabajen por la recuperación del ecosistema, “porque no permitiremos que se siga saqueando el bosque y dañando las fuentes hídricas que tenemos en el departamento”.

Tourniel insistió en la necesidad de asignar cuadrillas de guardabosques que cuiden este recurso natural en la cordillera de los incendios forestales y de la tala ilegal, así como que se dediquen a la protección de la fauna.

Por otro lado, habitantes del municipio de San José de Cusmapa, en Madriz, están contentos por la salida de camiones pesados, que desde octubre del año pasado, supuestamente, eran usados por empresarios madereros de la región (Estelí, Madriz y Nueva Segovia) para el transporte de enormes tucas de pino que extraían de las áreas boscosas de esta zona.

POBLADORES CONTENTOS

Javier Herrera, habitante del poblado de Cusmapa, dijo este domingo que la gente está contenta de que se haya detenido la extracción de árboles de pino.

“Antes aquí no carecíamos de agua y desde que estos depredadores (madereros) llegaron nos hemos quedado sin ríos y el colmo es que nos racionan el agua potable dándonos el servicio solo un día a la semana”. LA PRENSA buscó la versión de las autoridades locales, pero estas se negaron a brindar entrevistas.

URGE UN EQUILIBRIO

El ambientalista del Grupo Mogotón, Hazly Tourniel Rivera, aclara que “no tenemos nada contra el sector forestal, pero consideramos que son cuarenta años de explotación del bosque de manera desproporcionada, donde todos los gobiernos han tenido su cuota de responsabilidad”.

Además considera que existen tres tipos de depredadores del bosque: uno es el leñador o el consumidor de leña; otro es el sector forestal, que extrae la madera para comercialización; el tercero y el de mayor escala, es el agricultor que deforesta para extender la frontera agrícola.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: