Barsa patina y Atlético y Madrid meten presión por título de Liga

El Barcelona ha cedido su cuarta derrota en los últimos cinco partidos, varias de ellas sin merecerlo, como la de ayer ante el Valencia que se llevó la victoria 2-1 del Camp Nou y dejó el campeonato más apretado que nunca.

Neymar, atacante del Barsa.LAPRENSA/EFE

El Barcelona ha cedido su cuarta derrota en los últimos cinco partidos, varias de ellas sin merecerlo, como la de ayer ante el Valencia que se llevó la victoria 2-1 del Camp Nou y dejó el campeonato más apretado que nunca.

Los de Luis Enrique siguen líderes, pero por la diferencia de goles. A cinco partidos para la conclusión del campeonato, el Bara tiene los mismos puntos que el Atlético de Madrid y uno más que el Real Madrid, en un final de temporada en la que se le han aparecido todos los fantasmas a los azulgrana.

Jugó para ganar, lo mereció por número de ocasiones y acoso, pero perdió. Sentó el Valencia al Barcelona en el diván como antes lo había hecho el Atlético de Madrid, el Real Madrid o la Real Sociedad, y vio pasar rápidamente todo lo que le ha ocurrido en este último mes y no se lo cree. Da igual jugar bien, regular o no tan bien, porque el resultado casi siempre es el mismo: una derrota.

Especialmente al término del primer tiempo, los méritos futbolísticos de los de Luis Enrique eran incuestionables. Dominaron el juego y tuvieron ocasiones para sentenciar el partido, pero los azulgrana perdían por 0-2, después de un gol de Siqueira que rebotó en Rakitic y despistó a Bravo y de un tanto a última hora de Santi Mina.

Sentado en el diván viendo cómo lo que era una trayectoria inmaculada de 39 partidos se había venido abajo sin explicación, algo digno de psicoanalista. La tripleta de los cientoypico goles se había olvidado de marcar, la defensa es un flan y el portero, da igual quien juegue, no está tan lucido como antes.

ATLÉTICO PERSIGUE

El Atlético de Madrid derrotó con claridad por 3-0 al Granada (17º) y suma 76 puntos, empatando en el liderato con el Barcelona y el Madrid a uno para un cierre espectacular.

Tras eliminar el miércoles al equipo azulgrana en los cuartos de final de la Liga de Campeones, el Atlético demostró que también cree en la Liga y jugó un partido muy serio ante el Granada, que lucha por no descender.

Koke abrió el marcador en la primera parte (15) y, aunque el equipo de Diego Simeone no pasó apuros, no pudo sentenciar hasta entrada la segunda parte, con los goles de Fernando Torres (59) y del argentino Ángel Correa (83).

Pese al esfuerzo realizado el miércoles para eliminar al Barcelona, el Atlético controló en todo momento el encuentro ante el Granada y no pasó ningún apuro para sumar los tres puntos.
A ello ayudó el gol tempranero de Koke (15), que aprovechó un centro desde la izquierda del joven Lucas Hernández, que volvió a cuajar un gran partido, esta vez como lateral, en lugar de jugar en el centro de la defensa.

La única ocasión en la que el Granada asustó a la afición atlética fue con un disparo desde la frontal del maliense Abdoulaye Doucouré que se estrelló en el palo (31).

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: