Empresarios por elecciones transparentes

La reiteración de la demanda del Cosep de elecciones limpias es oportuna, porque se plantea cuando el país está en espera de la convocatoria a las elecciones de noviembre.

La “toma de Caracas”

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) se pronunció la semana pasada en demanda de que las elecciones de noviembre próximo sean transparentes.

En ese orden el presidente del Cosep, José Adán Aguerri, expresó que el compromiso del empresariado con la promoción de elecciones transparentes viene desde 2006 y “ha partido del principio constitucional (de) que la soberanía nacional reside en el pueblo y este la ejerce a través de instrumentos democráticos, decidiendo y participando libremente en la construcción y perfeccionamiento del sistema económico, político, cultural y de la nación; democracia representativa que se refuerza y profundiza con la participación permanente, ética y responsable de la ciudadanía”.

La reiteración de la demanda del Cosep de elecciones limpias es oportuna, porque se plantea cuando el país está en espera de la convocatoria a las elecciones de noviembre. Y se eslabona con el planteamiento del obispo de la Diócesis de Granada, monseñor Jorge Solórzano, en su mensaje pastoral diocesano que dio a conocer la semana anterior, en el cual resume la posición planteada por la Conferencia Episcopal en su carta a Daniel Ortega del 21 de mayo de 2014.

“El país se prepara para vivir elecciones presidenciales, de diputados y alcaldes —dice monseñor Solórzano, quien también es secretario de la Conferencia Episcopal de Nicaragua—, lo que da lugar a una actividad política que crea tensión en la población, la educación cívica de los nicaragüenses no ha alcanzado la madurez requerida para hacer de este período una fiesta cívica. En la crisis institucional que se vive es de radical preocupación la situación de vulnerabilidad del sistema electoral. De este modo la legitimidad de los procesos electorales y el respeto a la voluntad del pueblo van quedando totalmente en entredicho. Los últimos cambios de magistrados son cambios que no cambian nada”.

Pero en su reiterada demanda de elecciones transparentes el Cosep coincide también con la oposición política democrática, que con ese objetivo viene realizando cada semana los llamados “miércoles de protesta”. Y concuerda con la mayoría de la población, incluyendo a los partidarios del Gobierno, que se pronuncian en las encuestas a favor de elecciones libres y limpias, así como de observación electoral independiente, nacional e internacional.

La verdad es que hasta ahora solo Daniel Ortega y su Consejo Supremo Electoral están en contra de elecciones justas y transparentes, un ritual democrático que dignifica a las naciones, los gobiernos y los ciudadanos que lo practican.