Selena Gómez se confiesa con la revista GQ

“No es oro todo lo que reluce”. Aunque parezca que la vida de Selena Gómez es idílica, lo cierto es que, como todo ser humano, ha tenido que pasar por malos momentos. Uno de los más duros fue cuando le diagnosticaron lupus, una enfermedad que le ha costado superar. “Me diagnosticaron lupus. Mi mamá tuvo […]

Selena Gómez. LA PRENSA/AGENCIAS

“No es oro todo lo que reluce”. Aunque parezca que la vida de Selena Gómez es idílica, lo cierto es que, como todo ser humano, ha tenido que pasar por malos momentos.

Uno de los más duros fue cuando le diagnosticaron lupus, una enfermedad que le ha costado superar. “Me diagnosticaron lupus. Mi mamá tuvo un aborto espontáneo y todo el mundo se enteró de ello. Cancelé mi gira porque necesitaba tiempo para estar bien. Tuve que someterme a un tratamiento de quimioterapia en diferentes lugares”, expresa.

Además, la cantante también deja claro que es algo que ha querido llevar en secreto. Aunque confiesa que “tuve que someterme a quimioterapia”. “No he tenido la oportunidad de vivir mi vida sin que la gente tenga una opinión de cada paso que doy”.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: