Memorial levantado en el interior de la central de Chernóbil, con una lápida y una placa, que recuerda al único trabajador de la planta que murió en la noche del accidente, el 26 de abril de 1986 y cuyo cuerpo jamás fue encontrado. LA PRENSA/EFE

Regreso a Chernóbil, contaminada por la radiación

"En realidad no sé porqué hay gente que quiere vivir en Chernóbil. ¿Cuál es su objetivo? ¿Siguen lo que les dice el corazón? ¿La nostalgia? ¿Quién sabe?", se pregunta Evgueni Markevitch, de 78 años y porte sólido.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: