El calvario de los campesinos que se oponen al canal interoceánico en Nicaragua

El gobernante Daniel Ortega se ha opuesto a la derogación de la Ley 840, con la que entregó el megaproyecto al empresario desconocido Wang Jing.

Managua, Nicaragua. 27/10/2015. Campesinos ingresan a pie y en camiones procedentes de nueva guinea a managua donde simpatizantes y empledos del gobierno los esperaban en la rotonda de la Fuerza Aerea, quienes querian impedir la protesta contra la construccion del canal interoceanico. Oscar Navarrete/ LA PRENSA.

Después de una marcha multitudinaria reprimida, dos iniciativas de ley detenidas en la Asamblea Nacional y la indiferencia total del Gobierno a la demanda de los campesinos de derogar la Ley de la construcción del Gran Canal Interoceánico, Francisca Ramírez Torres está clara de que el Gobierno de Daniel Ortega no tiene la menor intención de respetar sus derechos.

“Nosotros ahora más que nunca estamos claros de que este Gobierno quiere robarnos nuestros derechos, pero nosotros vamos a estar unidos en defensa de nuestras tierras y lo que pase en el país por el rechazo a cumplir nuestros derechos será responsabilidad de este Gobierno”, dijo Ramírez, una de las líderes de los campesinos que se oponen al proyecto del Canal.

LUCHA “INÉDITA Y AUTÉNTICA”

La presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos (Cenidh), Vilma Núñez, dijo que esta lucha de los campesinos es “inédita y auténtica” en la defensa de sus derechos humanos, porque detrás de ellos no hay intereses políticos ni económicos ni individuales.

Para Núñez, lo más difícil de esta lucha es tratar de defender derechos en un sistema dictatorial, como califica al gobierno de Ortega.

“Si el Gobierno no viera un peligro en el movimiento del Consejo de Defensa de la Tierra, Lagos y Soberanía, no hicieran nada, no los estuvieran reprimiendo e intimidando, entonces esos esfuerzos de intimidación, de cierre de espacios, de persecución son muestras de miedo e incapacidad”, opinó Núñez.

LA NEGATIVA DE LA AN

Ramírez explicó que, aunque fueron 28,000 personas quienes firmaron en contra de la Ley del Canal (Ley 840), en la Asamblea Nacional solo se presentaron 7,000. Dijo que esto ocurrió porque fueron las que se pudieron documentar en papeles legales que se exigen para someter la iniciativa.

Sin embargo, la Primera Secretaría del legislativo se declaró no “facultada” para dar trámite a la iniciativa, pese a que contaba con el respaldo de más firmas de las exigidas en la Constitución, un total de 5,000 firmas.

Lea más sobre este tema: Diputados orteguistas rehúsan derogar ley canalera

Mónica López, directora de la Fundación Popol Na y quien fungió como la notario presente durante el proceso de recolección de firmas, dijo que presentaron un recurso en la Junta Directiva de la Asamblea y están pendiente de respuesta.

Lea también: Campesinos anticanal rechazan decisión del orteguismo

SEGUNDO INTENTO

No es la primera vez que se presentaba una iniciativa de Ley en la Asamblea Nacional para derogar la Ley del Canal.
El 4 de noviembre de 2014 también fue introducida una iniciativa que proponía también derogarla.

Aunque en esa ocasión no se rechazó de entrada la iniciativa de Ley, fue congelado el proceso de la Ley en la Primera Secretaría de la Asamblea.

Los diputados oficialistas —que controlan el legislativo con la mayoría de los votos— argumentaron que no tuvo impulso.

Recomendamos leer: Mal precedente que Asamblea de Nicaragua no acepte iniciativa para derogar Ley del Canal

LA REPRESIÓN

La demanda por la derogación de la Ley 840 ha llevado a los campesinos a realizar un sinnúmero de marchas en varias localidades del país. La más importante fue la del 27 de octubre del año pasado, cuando los campesinos realizaron un recorrido multitudinario hacia Managua desde lejanos municipios del norte del país, donde está prevista la ruta del Canal.

Los campesinos tenían como objetivo marchar hasta la Asamblea Nacional en Managua; sin embargo la Policía Nacional colocó retenes en varias salidas de los municipios y el Gobierno mandó motorizados armados a detener a los campesinos. Pese a que hubo una contramarcha oficial, el rechazo de los campesinos al proyecto del Canal quedó claro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: