Andrés Cerrato: “Si miramos que salís, te matamos”

Andrés Cerrato, quien fue asesinado la madrugada del pasado lunes 18 de abril denunció —un mes antes en una entrevista con LA PRENSA— su temor a ser ejecutado.

Andrés Cerrato era “alcaldito” de Ayapal. LA PRENSA/O. NAVARRETE

Andrés Cerrato, quien fue asesinado la madrugada del pasado lunes 18 de abril denunció —un mes antes en una entrevista con LA PRENSA— su temor a ser ejecutado.

También denunció un allanamiento en su casa por parte de efectivos del Ejército de Nicaragua, situación que fue negada por el vocero de la institución castrense, coronel Manuel Guevara Rocha.

Lea: Denuncian acoso a estructuras del PLI en municipios de Jinotega con presencia de armados

Sin embargo, en la entrevista con LA PRENSA, Cerrato dijo que el cinco de marzo pasado, una tropa del Ejército llegó hasta su finca para interrogarlo y hacerle preguntas sobre un tal Santiago, quien se declara alzado en armas en la zona de Ayapal y a quien el Ejército lo declara como delincuente común.

DIÁLOGO CON MILITARES

“Usted sabe muy bien dónde está Santiago, dígame y le vamos a pagar” le habría dicho un militar a Cerrato apuntándole con un AK-47.

“Mire, yo no sé nada, si quieren registren toda mi parcela y si encuentran algo yo respondo. Por parcelas ajenas yo no respondo”, contestó el campesino, quien también era militante del PLI y ex Contra.

Ese día —dijo Cerrato— le destruyeron su carné que lo acreditaba como “alcaldito” y antes de irse le tomaron una foto y un oficial moreno y alto supuestamente le advirtió: “Si miramos que salís, te matamos”, pero Cerrato salió y bajó hasta Ayapal para entrevistarse con LA PRENSA y denunciar las amenazas.

El día de la entrevista él mostró con orgullo un carné de la Asociación de Comisiones por la Paz de los Derechos Humanos (ACPDH), que hacía que todos en su comunidad buscaran a este hombre de 50 años cada vez que tenían un conflicto.

Trece días antes de la entrevista con LA PRENSA, Cerrato portaba otro carné que le fue arrebatado por tropas del Ejército, según denunció en aquella ocasión. Para la entrevista Cerrato caminó ocho horas hasta la microrregión de Ayapal desde su comunidad en San Martín de Daca, donde finalmente fue ejecutado el lunes pasado.

ERA “ALCALDITO”

El carné que le arrebataron lo acreditaba como “alcaldito” de su comunidad, un representante de la Alcaldía de San José de Bocay, que encabeza la alcaldesa del Partido Liberal Independiente (PLI), Jeaneth Sovalbarro.

El trabajo de Cerrato consistía en elevar los problemas de la comunidad a la municipalidad y también cobrar impuestos por venta de ganado, entre otras cosas, de los campesinos de la localidad.

EXPRESÓ MIEDO

Después de la entrevista, ya sin la incomodidad de la cámara, la grabadora y la libreta, el campesino dijo que sentía miedo, que estaba pensando abandonar la comunidad donde tenía cien manzanas de tierras.

Recordó los tiempos de la guerra cuando él fue soldado de la Contra bajo el mando del ya fallecido Encarnación Valdivia (“comandante Tigrillo”) y combatió en las zonas de Matagalpa y Chontales.

“¿Por eso nos acosan? ¿Porque fuimos de la Contra y ahora del PLI? Fuimos de la Contra, ahora lo que queremos es trabajar”, dijo el campesino.

GRUPOS ARMADOS

Cerrato también habló de los grupos armados. Dijo que pasaban por su comunidad, que no le robaban a nadie y que sí les pedían comida a los productores, ellos no se la podían negar por miedo a las armas que portaban.

Expresó que varios jefes armados hacían reuniones en las comunidades para informarles a los campesinos, de delincuentes capturados y que él había participado en esas reuniones, que había sido citado como líder de la comarca.

Cerrato fue sacado violentamente de su casa el lunes a la 1:00 a.m., por hombres armados y horas después, cuando ya había amanecido, su cuerpo fue encontrado por familiares y vecinos. Fue ejecutado a balazos.

DIPUTADOS A AYAPAL

Una delegación de diputados del PLI viajará a Ayapal el fin de semana próximo para entrevistarse con campesinos y recibir denuncias sobre violación a los derechos humanos.

La delegación la encabezará Luis Callejas, precandidato a la Presidencia por el PLI.

LA PRENSA buscó a Jeaneth Sobalvarro, alcaldesa del PLI en San José de Bocay, municipalidad a la que pertenece Ayapal, para consultarle sobre el trabajo de Cerrato como “alcaldito”, pero no contestó llamadas a su teléfono celular.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: