La nobel Alexiévich dice que todos somos rehenes de la cultura de la guerra

"Pensé que durante el tiempo de la existencia de la humanidad la cultura de la guerra ha ocupado el lugar más importante en nuestra vida y me parece que no es justo porque, sobre todo en el siglo XXI, la gente tiene que matar ideas y no unos a otros", reflexionó la autora bielorrusa.

La nobel de Literatura bielorrusa Svetlana Alexiévich, habla en entrevista con Efe. LA PRENSA/EFE

La ganadora del premio Nobel de Literatura 2015, la bielorrusa Svetlana Alexiévich, afirmó durante la apertura de la XXIX Feria Internacional del Libro de Bogotá (Filbo) que todos los humanos «somos rehenes de la cultura de la guerra».

«Pensé que durante el tiempo de la existencia de la humanidad la cultura de la guerra ha ocupado el lugar más importante en nuestra vida y me parece que no es justo porque, sobre todo en el siglo XXI, la gente tiene que matar ideas y no unos a otros», reflexionó la autora bielorrusa.

Por ello, pidió que las personan dialoguen y debatan temas, «pero de ninguna manera» llegar al asesinato de alguien «porque piense diferente».

Alexiévich recordó que en los años 90 los miembros de la extinta Unión Soviética eran «románticos», puesto que pensaban que la «perestroika» -política de transparencia implantada por Mijail Gorbachov- llevaría «la libertad al día siguiente» y estaban «dispuestos a recibirla».

«Pero somos víctimas de la cultura de la guerra, no había gente libre (…) por eso sufrimos una derrota», agregó.

La bielorrusa, primera mujer periodista que gana el Nobel, señaló que «hasta ahora» han entendido «que la libertad es un largo camino», lo que se refleja en parte en que todavía haya conflictos bélicos como el que se vive actualmente en Ucrania.

Para ella, ese es un «problema personal» puesto que su padre es bielorruso y su madre ucraniana.

Al recordar esa violencia, pidió a los colombianos que rompan el «nudo de ofensas» para comenzar una etapa de paz como la que puede comenzar si fructifican las negociaciones de paz entre el Gobierno y las guerrillas.

«Tenemos que reunir a todos los buenos libros y escritores y hablar todos juntos de cómo tiene que ser el mundo», concluyó.

La Filbo, que comenzó hoy, estará abierta hasta el próximo 2 de mayo con los Países Bajos como invitado de honor.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: