Se apostan militares sobre la ruta de la marcha contra el Canal

A medida que se acerca el día de la cuarta marcha nacional en Nueva Guinea, la Policía y el Ejército empieza a sacar sus fuerzas sobre algunas vías sobre la ruta de las delegaciones que participarán en esa actividad

desde este miércoles 20 de abril la Policía había incrementado el número de agentes en el sector de El Pájaro Negro, distante a media hora de El Tule, es el empalme que conduce hacia Nueva Guinea. LA PRENSA/ J. TORRES

A un día de la cuarta marcha nacional y la número 65 en contra del proyecto del Canal, en Nueva Guinea y sus colonias existe la impresión de que las autoridades no les impedirán que se pronuncien, pues hay una aparente calma.

Hasta el momento en esa localidad no se aprecia la presencia policial ni militar, como en otras ocasiones. A diferencia de lo que sucede en otras zonas y sobre la ruta a esa localidad como Juigalpa y El Tule, donde la coordinadora del Consejo de la Tierra, Francisca Ramírez, ha conocido que ya observan la presencia de oficiales y militares en algunos casos.

“Están como en las rutas donde va a pasar la gente”, expresó Ramírez, para quien esto es indicativo de que no les permitirán el pase de las delegaciones que provienen de las ciudades.

No obstante, dijo: “lo que ha utilizado la Policía de Nueva Guinea es traer camionetas llenas de bombas lacrimógenas y descargarlas en público, como para que la gente vea… estamos claros que esto es para intimidar”.

LEA: Francisca Ramírez: “Que nos dejen marchar”

Pese a esto, dijo Ramírez, aquí estamos preparados para movilizarnos. Ella conoce por ejemplo, que solo de la Fonseca, por lo menos 17 camiones están listos para trasladar a los campesinos y productores que viajarán hacia Nueva Guinea para pronunciarse.

Ramírez estima que la negativa de la Asamblea Nacional de tramitar la iniciativa para la derogación de la Ley 840, del Canal, incentivará la participación de mayor cantidad de ciudadanos pues “nos están violando los derechos de los 28,000 que firmamos”.

Nemesio Mejía, de Punta Gorda, expresó por su parte, que en esas comunidades todo aparenta que la cosa será diferente a la marcha nacional última, efectuada el 27 de octubre en Managua.
Mejía señaló que hay un mayor optimismo. “Ahora ellos (las autoridades) ya no pueden detener a nadie, eso ténganlo claro.. recuerden que no andamos ni en los buses colectivos”, sostuvo Mejía.

Por su parte, Nury Sequeira, aseguró que en lo que respecta a la delegación de El Tule, de una u otra manera buscarán llegar a Nueva Guinea, aunque intenten impedírselos.

MÁS POLICÍAS EN EL EMPALME

Nury Sequeira, de El Tule, dijo que desde este miércoles 20 de abril la Policía había incrementado el número de agentes en el sector de El Pájaro Negro, distante a media hora de El Tule, es el empalme que conduce hacia Nueva Guinea.

Según Sequeira comúnmente en ese puesto hay dos policías y desde ayer habían ya unos diez policías.

Desde el miércoles los agentes ubicados en ese lugar se daban a la tarea de revisar los vehículos, que circulaban por ese lugar.

Aunque Sequeira dijo que en el propio Tule la situación estaba normal hasta la noche de este miércoles, no descartaba que a medida que se acercara la hora de la salida de los vehículos que viajarán a Nueva Guinea la Policía intente evitar que puedan movilizarse.

Estamos preparados, de ellos (las autoridades) va a depender… nosotros lo que queremos es pronunciarnos de forma pacífica y cívica, porque no queremos que nos sigan violentando nuestros derechos”
Francisca Ramírez/coordinadora del Consejo de la Tierra

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: