Honduras niega daño a industria

Una delegación de funcionarios hondureños visitó Nicaragua el miércoles para tratar, con sus homólogos locales, los supuestos obstáculos que ese país está poniendo a productos nicaragüenses.

Una delegación de funcionarios hondureños visitó Nicaragua el miércoles para tratar, con sus homólogos locales, los supuestos obstáculos que ese país está poniendo a productos nicaragüenses.

“Es importante que se sepa que en ningún momento estamos queriendo entorpecer el comercio de productos lácteos entre Nicaragua y Honduras, al contrario, lo que queremos es que nuestros países tengan mejores productos lácteos… por eso el queso ha seguido entrando”, dijo a LA PRENSA, vía telefónica Juan Osorio, subsecretario de ganadería de la Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG) de Honduras.

Según Osorio anteriormente solo Eskimo enviaba leche a Honduras, pero ahora hay nuevas plantas interesadas en enviar sus productos y tienen que cumplir los requisitos para obtener una certificación del recién creado Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria (Senasa). Hay un cronograma de trabajo y dichos trámites podrían estar listos dentro de un mes.

La creación de la Senasa y el establecimiento de nuevas exigencias, según el funcionario, obedecen a que “en el mundo hay ciertas compañías que han cambiado la forma de hacer los productos” que recibe el consumidor, “ y nosotros en Honduras no queremos que ingresen mezclas que no cumplan las exigencias nutricionales que requieren los niños y no nos vamos a prestar a ese juego”.

DEBEN CUMPLIR

Dichas mezclas entrarán a Honduras, pero cumpliendo las normativas del reglamento técnico centroamericano. “Deberán estar bien etiquetadas y separadas en los supermercados, de tal manera que nuestro consumidor pueda saber que aunque está consumiendo un producto más barato, pero que no llena los requerimientos nutritivos que le proporciona la leche a su familia”.

Según Osorio estas medidas pretenden evitar la competencia desleal que estas mezclas provocan a los productores ya que son elaboradas con leche en polvo reconvertida.

En cuanto al queso Osorio asegura que el ingreso no ha sido interrumpido, sin embargo ahora deben cumplir nuevos requisitos para garantizar que son elaborados exclusivamente con leche de vaca. Estas nuevas medidas pretenden garantizar que los hondureños consuman productos “adecuados y de calidad y también para que a los productores nicaragüenses les compren la leche que producen”, afirmo.

Se envía poca leche

El subsecretario de ganadería de la Secretaria de Agricultura y Ganadería (SAG) de Honduras, Juan Osorio, negó que los nuevos requisitos sanitarios establecidos por Honduras estén causando graves daños a la industria láctea local, ya que el queso lo han seguido recibiendo y los volúmenes de leche que hasta hace poco se enviaban son muy pequeños.

“El mayor volumen de leche que entra a Honduras son unos cien millones de litros transformados en queso, porque entran más de treinta millones de libras de queso cada año. De leche pura no tengo el dato, pero es un mercado muy pequeño por tanto la discusión por unos tantos litros no nos lleva a nada”, sostuvo Osorio.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: