Regueton y ortografía

Hace unos años abordé este tema y analicé la situación del espanglish en algunas canciones, de artistas como Daddy Yanki, pero hoy quiero analizar el uso de ahí vamos en una pieza de J Balvin, que él tituló Ay vamos.

Hace unos años abordé este tema  y analicé la situación del espanglish en algunas canciones, de artistas como Daddy Yanki, pero hoy quiero analizar el uso de ahí vamos en  una pieza de J Balvin, que él tituló Ay vamos.

Cuando el sencillo salió en las redes sociales comenzaron a criticar la ortografía del cantante, pues en realidad ese ‘Ay vamos’ debía ser, según indicaba la letra, un ‘Ahí vamos’.

Algunos con mucha valentía como la periodista Amalia Londoño le dijo; “Querido @JBALVIN si corrigieras el tremendo error de ortografía de tu última canción le ayudarías mucho al género musical que representas”.

Sus fans saltaron argumentando que ellos entendían aunque estuviera escrito así.

La discusión obligó al autor a explicar su error, dijo que era un juego de palabras: “La fusión de ahí vamos y ¡ay, vamos! Es una mezcla de cómo se escriben las dos expresiones: ahí vamos tiene un punto de resignación, significa “Con todo y las dificultades o las peleítas que tenemos, seguimos yendo hacia adelante, la vamos llevando”. Y ¡ay, vamos! es más optimista y significa “¡Qué vaina, sigamos para adelante, que no es para tanto”.

Sin embargo, según la Fundación del Español Urgente (Fundeu), esta interjección “Es ahí va, aunque se pronuncie como indica. Este desplazamiento del acento prosódico se da en otras interjecciones (por ejemplo, ¡anda! se pronuncia a menudo /andá/). No es, por tanto, ¡ay va! (como tampoco ¡hay va!).

Cuidado, queridos compositores, cuiden su ortografía, no importa el género musical que cultiven, ustedes deben  usar excelentemente el idioma de Cervantes, no pueden seguir esas canciones vulgares y escritas de manera aterradora.

 

 

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: