Seguirán las “vacas flacas”

Pese a las expectativas que ha generado el pronóstico de que habrá un “buen invierno”, representantes del sector pecuario admiten que el ciclo de “vacas flacas” que atraviesan aún está lejos de terminar.

Mataderos

LA PRENSA/ARCHIVO

Pese a las expectativas que ha generado el pronóstico de que habrá un “buen invierno”, representantes del sector ganadero de Nicaragua admiten que el ciclo de “vacas flacas” que atraviesan aún está lejos de terminar.

“Además de la sequía que hace dos años provocó la muerte de muchas reses, seguimos sorteando con otras situaciones. Es cierto que el año pasado afortunadamente el ganadero tomó sus precauciones y no hubo muertes, pero la sequía eleva mucho los costos de mantenimiento del ganado y sumado a este incremento de costo hemos tenido que lidiar con los bajos precios que pagan los mataderos y con la caída de la demanda tanto de ganado en pie como de carne”, dice Salvador Castillo, presidente de la Federación de Asociaciones Ganaderas de Nicaragua (Faganic).

El precio que pagan las plantas por el ganado, en el primer semestre del año pasado, alcanzó 120 córdobas por kilo en canal caliente y actualmente oscila entre noventa y cien córdobas. Dicha merma enfrentó a la industria con los ganaderos, por lo que estos últimos optaron por promover la exportación de ganado en pie.

“Pero luego vino la caída de la demanda de ganado en pie en el mercado internacional, después las diferentes trabas en los trámites aduaneros para la salida de las reses y hasta problemas con la banca porque a muchos les cancelaron sus cuentas bancarias. Todo esto ha perturbado las exportaciones de ganado en pie y para nosotros ha sido un año bien duro pero tenemos la esperanza que con el invierno se normalicen las cosas”, admite Castillo.

INDUSTRIA TAMBIÉN

Pero el ganadero no es el único con problemas. “La industria también ha enfrentado la reducción en la demanda en algunos de sus mercados y la caída del precio de la carne en el mercado internacional. “Como dicen popularmente si no es Chana es Juana, porque ahora si hay un buen invierno seguramente habrá oferta de ganado pero ahora el problema son los mercados”, sostiene el presidente de la Comisión Nacional Ganadera (Conagan), René Blandón.

Según Blandón la falta de abastecimiento que enfrentaron los mataderos hace unos ocho meses —por la reducción del precio del kilo en canal caliente que pagan a los ganaderos—, tuvo efectos positivos y negativos. “La falta de oferta de ganado por la salida de este de forma ilegal elevó mucho el precio y algunos se sintieron beneficiados porque en su momento vendieron caro”, reconoce Blandón.

Pero ese fue un beneficio temporal porque después cayó la demanda y con ella los precios. Además, la falta de abastecimiento y los altos precios alteraron el funcionamiento de las plantas que se vieron obligadas a reducir la matanza y a trabajar a la mínima capacidad, eso impidió que abastecieran al ciento por ciento a sus clientes.

Y algunos buscaron nuevos abastecedores. Por ejemplo un supermercado salvadoreño optó por comprar carne en Guatemala y Paraguay.

Esto se junta a que el mercado de la carne en general ahora está deprimido. Venezuela ha reducido en un 70 por ciento sus compras y Puerto Rico, que era el otro comprador importante de cortes selectos, tampoco los está adquiriendo y “se convirtió también en un mercado fallido que incluso tiene cuentas pendientes.

 

Vacas flacas

CICLO QUE AÚN NO ACABA

“Y por supuesto que llevamos tiempo buscando nuevos mercados pero estos no se abren de un día para otro, eso lleva tiempo y aunque se está vendiendo en Taiwán, Japón, Rusia, China, Hong Kong y otros países, no son grandes volúmenes y algunos de esos países pagan precios más bajos que el promedio mundial”, lamenta Blandón.

Pese a este panorama, Blandón dice que la industria tiene “fe, confianza y esperanza de que va a ser un buen invierno y permitirá que se normalice la matanza. Pero esto es un ciclo de vacas flacas que podría durar uno o dos años más por lo que cada vez es más necesario impulsar el programa de transformación del sector, para elevar la productividad, porque solo así podremos enfrentar estas temporadas malas”, asegura Blandón.

LECHE TAMPOCO ESCAPA

El panorama de los productores de leche tampoco es alentador. Aunque como dice Castillo lograron reducir el impacto de la sequía en la producción, también enfrentan problemas de mercado.
De cara al inicio de la época lluviosa, en la que por el incremento en la disponibilidad de pasto y nacimiento de terneros se eleva la producción, la leche y sus derivados enfrentan el cierre del mercado hondureño, la reducción de las compras del mercado venezolano y problemas para el ingreso en el mercado salvadoreño, que es el principal destino para el queso local.

“Si el Gobierno no logra destrabar las barreras al comercio en estos destinos, hay que buscar otros socios comerciales y a lo inmediato alternativas de conservación de los productos, una opción puede ser el establecimiento de cuartos fríos para almacenar producto terminado”, sostiene Willmer Fernández, presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac).

Pero según Fernández el almacenamiento de producto también requiere capital de trabajo tanto de parte de las cooperativas como de las empresas lácteas. “Por lo que una línea de crédito a través del Banco Produzcamos o de otra institución, es necesaria”.

“Lo otro es la búsqueda de nuevos mercados, nos hemos reunidos con empresarios mexicanos para buscar la salida del queso en sus distintas formas de elaboración. Nosotros estamos haciendo la tarea, el problema es que a veces las instancias facilitadoras no hacen lo suyo”, señala el presidente de Canislac.

Estas propuestas serán presentadas por esa cámara este viernes al gabinete de producción, consumo y comercio donde esperan encontrar respuesta, ya que si “las lluvias se establecen de manera normal (en mayo) un mes después se podría sentir el impacto en el incremento de la producción de leche”.

Aunque eso dependerá de la normalidad del establecimiento del periodo lluvioso y de acuerdo con la cantidad de lluvia que caiga en cada región, el Caribe podría ser la zona con más incremento ya que en el último año se ha concentrado ahí gran parte del hato del país.

TOMARON PRECAUCIONES

El traslado de gran parte del ganado del Pacífico al Caribe del país por la disponibilidad de pasto y agua y el almacenamiento de forraje contrarrestó el impacto de la sequía, el año pasado.

El presidente de Faganic, Salvador Castillo, reconoce que esta medida evitó que “murieran muchas reses por falta de agua y alimento, como ocurrió hace dos años”. Pero admite que eso ha metido mucha presión a la zona y pone en riesgo la estabilidad de la frontera agrícola.

“Para frenar ese traslado queremos promover un programa de sostenibilidad ante el cambio climático en la zona seca, pero para eso se necesitan recursos y los estamos buscando”, dice Castillo.

Se desconoce la cantidad exacta de ganado que se ha trasladado al Caribe por la disponibilidad de pasto y agua, pero según Castillo se nota que en el Pacífico ha quedado muy poco.

Otra opción es que al establecerse la época lluviosa el ganado regrese al Pacífico. Sin embargo, el presidente de Canislac, Willmer Fernández, considera que habría que esperar unos meses para que la oferta de pasto y agua sea suficiente en la zona seca, ya que en muchos casos la oferta de agua ha desaparecido.

ACOPIO NO HA MERMADO

Aunque algunos mercados han reducido sus compras de leche y derivados lácteos y otros le han cerrado la frontera a estos productos nicaragüenses, el presidente de la Cámara Nicaragüense del Sector Lácteo (Canislac), Willmer Fernández confirma que en las últimas semanas las plantas industriales han mantenido invariable el volumen de acopio y el precio que pagan por la leche.

“Hubo reducciones al principio de año por el cierre del mercado de Venezuela, pero ahora con el cierre de la frontera de Honduras las plantas en algunos momentos están reprocesando, pero en el campo mantienen sus compras y precios normales”, dice Fernández.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: