¿Dislexia? Algunos consejos que le ayudarán a detectar ese trastorno

Detrás de lo que, en ocasiones, se califica como “un niño vago, inmaduro o con falta de interés” hay un trastorno de aprendizaje que le acompaña toda la vida

Dislexia

LA PRENSA/AGENCIAS

“Esta dificultad se suele atribuir a una falta de capacidad, o dicho más vulgarmente, a que el niño ‘es tonto’”, denuncia y rechaza Evelyn Shatil, doctora en modularidad cognitiva por la Universidad de Haifa (Israel) y jefa de Ciencias Cognitivas en CogniFit. Y es que, la dislexia, no está asociada al nivel de inteligencia.

Según Cognifit, la memoria trabajo, ese “qué vine yo a hacer aquí”, está muy relacionada con este trastorno. Por ello, conocer cómo funciona esta habilidad cognitiva en hábitos de la vida cotidiana nos dará una idea aproximada para detectar casos de dislexia que ni siquiera se habían llegado a sospechar.

Antes de relacionar dislexia con memoria trabajo, es imprescindible conocer qué sucede en un cerebro que padece esta disfunción, que, al contrario de lo que mucha gente piensa, no desaparece en la edad adulta.

La dislexia es el trastorno de neurodesarrollo más común, es decir, de la alteración de alguno de los módulos del cerebro a medida que este se va desarrollando.
dislexia1

LENGUAJE Y APRENDIZAJE MERMADOS

En el caso de la dislexia, el módulo cerebral afectado es el que conforman las conexiones neuronales implicadas en el procesamiento del lenguaje, afectando al aprendizaje, dificultando la lectura, escritura y, en general, la decodificación fluida de cualquier símbolo.

“Lo preocupante de la dislexia, es que dependiendo de la gravedad del problema puede afectar no solo a su expresión oral, sino también a su capacidad de leer y escribir. Puede acarrear serios problemas para poder aprender adecuadamente otras asignaturas”, refiere la doctora Shatil.

Si el niño encuentra dificultades con la lectura y no se tratan, el menor comenzará a leer menos y por tanto no atenderá al resto de asignaturas donde esta habilidad es crucial para el aprendizaje, así que se verá rezagado curso tras curso frente a sus compañeros. Efecto “bola de nieve”, lo denomina la experta.

Las personas que padecen dislexia tienden a mostrar bajos patrones de memoria de trabajo. Por ejemplo:
Para palabras desconocidas, nuestra memoria de trabajo nos ayuda a reconocer ágilmente las letras, saber rápidamente como suenan en conjunto e identificar eficazmente si podemos darle un significado a esa palabra, o no.

En  cambio, para las palabras conocidas, no tenemos que esforzarnos porque las que identificamos de manera inmediata e incluso las vemos como si fuesen un dibujo. En el caso de la dislexia, la memoria de trabajo tiene dificultades para conectar esta palabra con nuestro almacenamiento y tiene más dificultades para identificar el significado.

“A través de sencillos ejercicios interactivos, detectamos las áreas cognitivas más debilitadas y estimulamos los circuitos neuronales que más necesita reforzar cada persona. El programa recoge los datos de desempeño de la persona y gracias al desarrollo de algoritmos adaptativos avanzados permite trabajar específicamente sobre el área que presenta alguna disfunción”, describe la experta  Evelyn Shatil.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: