Un Quijote para el papa Francisco

Durante la conversación, el papa Francisco recordó “cómo siendo estudiante de la escuela media, en la rama de Ciencias, leía el Quijote, íntegro”, dijo García de la Concha

Papa Francisco (2i) junto a Víctor García de la Concha (i), Darío Villanueva (2d) y el académico Francisco Rico (d) durante una audiencia en el Vaticano con motivo del IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. LA PRENSAEFE

Amante de la literatura y conocedor de la obra de Cervantes, el papa Francisco recordó “con nostalgia” sus años de estudiante en los que leyó “íntegro” el Quijote, durante una audiencia privada en el Vaticano con el director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha. En la reunión a puerta cerrada también estuvieron presentes el director de la Real Academia Española (RAE), Darío Villanueva, y el académico Francisco Rico, responsable de la dirección de la edición del Quijote del Instituto Cervantes, del que los tres dieron un ejemplar al papa.

“Estuvo muy distendido, sin prisa alguna, realmente terminamos nosotros nuestras intervenciones porque él no ponía fin a la audiencia. (…) Hubiéramos podido seguir conversando”, explicó García de la Concha. Precisamente en el año en el que se cumple el IV centenario de la muerte de Miguel de Cervantes, García de la Concha confesó que creía que este era el momento más idóneo para celebrar la visita.

“Nos parecía que en los cuatrocientos años del fallecimiento de Cervantes, (…) recordando al viejo profesor de literatura que él (Jorge Bergoglio) había sido (…), lo más adecuado era ofrecerle una edición que es la edición de referencia, de estudio, que en realidad constituye una enciclopedia del Quijote y al mismo tiempo rescata la voz de Cervantes, todo a lo largo de la novela, de adiciones y supresiones que hicieron los impresores”, expuso.

Durante la conversación, el papa Francisco recordó “cómo siendo estudiante de la escuela media, en la rama de Ciencias, leía el Quijote, íntegro”, dijo García de la Concha.

“Le encontramos preocupado por esa pobreza léxica de los estudiantes de su país. Se nota que le llegó alguna noticia estadística de que los estudiantes de secundaria de Argentina salían de sus estudios solo con quinientas palabras del español, que son muy pocas”, explicó Villanueva.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: