El Niño redujo cosecha de maní

Pese a que en el ciclo agrícola 2015-2016 que acaba de concluir la sequía redujo aproximadamente en 30 por ciento el rendimiento promedio de las plantaciones de maní, el sector espera que las mejores condiciones climáticas que se pronostican para este ciclo permitan retomar los niveles de productividad previos a la llegada de El Niño. […]

Nicaragua maní

Pese a que en el ciclo agrícola 2015-2016 que acaba de concluir la sequía redujo aproximadamente en 30 por ciento el rendimiento promedio de las plantaciones de maní, el sector espera que las mejores condiciones climáticas que se pronostican para este ciclo permitan retomar los niveles de productividad previos a la llegada de El Niño. No obstante, la proximidad de La Niña los obliga a tomar las precauciones.

“El invierno se está desarrollando en óptimas condiciones, supuestamente El Niño se está disipando y entrará en un período neutro. Sin embargo, se prevé que para septiembre u octubre llegará La Niña entonces en este momento estamos haciendo las consideraciones pertinentes para la siembra que inicia tradicionalmente entre finales de junio y principios de julio”, dice Mauricio Zacarías, directivo de la asociación de maniseros y socio de Comasa.

Por su parte el presidente de la Unión de Productores Agropecuarios de Nicaragua (Upanic), Michael Healy, considera que de acuerdo con las proyecciones climáticas de medios internacionales —ya que el Instituto Nicaragüense de Estudios Territoriales (Ineter) no se las brinda desde hace más de un año— lo más indicado es esperar correr la fecha de siembra unas dos semanas.

“Generalmente ellos siembran en la última semana de junio, pero este año es mejor hacerlo entre la primera y tercera semana de julio para que antes del inicio de la canícula tengan unas dos semanas de lluvia para que la semilla germine y para que comiencen a cosechar en diciembre y no en noviembre como lo hacen tradicionalmente”, explica Healy.

PRECIO TAMBIÉN AFECTA

Para Zacarías, “teniendo en cuenta tantas variaciones que está provocando el cambio climático ya no sabemos si las afectaciones de La Niña serán en el Caribe o en el Pacífico, lo más prudente es esperar proyecciones más certeras y próximas al inicio de la siembra para la toma de decisiones ya que hay otros problemas que están incidiendo en el desempeño del sector”, sostiene.

Entre estos problemas están la caída del precio y el subsidio que recibe el cultivo en Estados Unidos.

Según el Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex) este año los envíos de maní al exterior han alcanzado un promedio de 1,020 dólares por tonelada. Entre enero y mayo del año pasado el precio promedio fue de 1,160 dólares por cada tonelada.

En los últimos años se han sembrado unas 65,000 manzanas de maní en cada ciclo, que con un rendimiento promedio de 65 quintales por manzana producen unos 4.2 millones de quintales del producto.

Según proyecciones preliminares, en la cosecha que acaba de concluir el rendimiento promedio cayó a 45 quintales por manzana, lo que mermó en aproximadamente 1.1 millones de quintales la cosecha anterior.

Envíos al exterior

29,724 toneladas de maní exportó Nicaragua entre el 1 de enero y el 2 de mayo de este año, detallan las estadísticas del Centro de Trámites de las Exportaciones (Cetrex). A un precio promedio de 1,020 dólares la tonelada generó 30.41 millones de dólares.

36,506 toneladas se exportaron en el mismo lapso del año pasado, a 1,160 dólares por tonelada, para un ingreso de 42.23 millones de dólares.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: