CSE obvia anomalías en el Calendario Electoral

El magistrado presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, prefiere no referirse a las anomalías que los partidos políticos de oposición señalan sobre el Calendario Electoral.

El 6 de mayo pasado el CSE convocó a los partidos políticos a participar en las elecciones el 6 de noviembre de 2016. LA PRENSA/ ARCHIVO

El magistrado presidente del Consejo Supremo Electoral (CSE), Roberto Rivas, prefiere no referirse a las anomalías que los partidos políticos de oposición señalan sobre el Calendario Electoral, a pesar de que las críticas desacreditan la transparencia de la organización de las elecciones nacionales.

En declaraciones a medios afines al Gobierno el viernes pasado, Rivas se limitó a anunciar que —luego de la convocatoria oficial a participar en las elecciones—, conforme el Calendario Electoral el siguiente paso es que los partidos presenten sus propuestas de ternas para conformar las estructuras de los Consejos Electorales Departamentales (CED) y los Regionales (CER). Esa fase está prevista entre el 10 y 25 de mayo.

El proceso “está avanzando como estaba previsto, se notificó a los partidos políticos y se les envió el Calendario Electoral para que ellos hicieran sus propuestas de cambios, si así lo consideraban conveniente”, declaró Rivas.

Lo que obvió Rivas fue que el opositor Partido Liberal Independiente (PLI) planteó que la presentación de ternas para integrar los CED y los CER debe posponerse hasta después de la inscripción de las alianzas de los partidos, que será entre el 22 y 25 de julio.

El PLI argumenta que al conformar las CED y CER un mes antes de que lo estén las alianzas políticas se corre el riesgo de que partidos de una misma alianza “ocupen más cargos” en esas estructuras. Y denunció que este ha sido el mecanismo que le permite al gobernante Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) dominar los Consejos Electorales y las Juntas Receptoras de Votos (JRV) al tener más miembros a través de sus aliados, algo avalado por el CSE.

Pero las críticas parecen no importarle al poder electoral.

Según Rivas, el CSE tiene hasta el 3 de junio para elegir a los miembros de los CED y CER, cuyo presidente y primer miembro tienen que ocuparlo el FSLN y el PLI, por ser las fuerzas del primer y segundo lugar en las elecciones anteriores.

La oposición también reclama para que se invite y acredite a observadores electorales nacionales e internacionales, que se incorpore en el Calendario Electoral las fechas para la elaboración y distribución de las boletas electorales y que se permita el voto de los nicaragüenses en el exterior.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: