La congestión del tráfico en Managua

Son muchos los males y pocas las medicinas que se derivan del congestionamiento del tráfico en Managua durante las horas pico

Son muchos los males y pocas las medicinas que se derivan del congestionamiento del tráfico en Managua durante las horas pico y, para colmar el vaso, los managuas muestran, contra viento y marea, un asombroso emprendedurismo por adquirir un carro nuevo, aunque no tengan la suficiente solvencia económica para pagarlo. Por otro lado, los bancos comerciales y privados facilitan la compra de vehículos, otorgando préstamos hasta por 6 años de amortización, y a intereses mucho más bajos, por ejemplo, que los que se aplican a los préstamos para crear o mejorar microempresas de producción.

No cabe duda, que los congestionamientos causan accidentes, pérdidas de tiempo y dinero a la población, debido a la falta de una planificación temprana y, principalmente, a las insuficiencias de las vías, al crecimiento indebido del parque vehicular, y a la disposición de los centros comerciales, mercados, centros educativos, edificios gubernamentales, y otros. Naturalmente que el tiempo perdido en los congestionamientos podría restarse al tiempo compartido con la familia, o bien, considerarse un beneficio monetario, si este fuese dedicado a otras actividades productivas. Por otra parte, además de resultar estresante manejar durante estos periodos, los vehículos, con el consecuente costo, consumen más combustibles, lubricantes, llantas y refacciones. En este sentido, para optimizar el transporte público y privado y mitigar el problema habría que implementar algunas de las medidas que se describen a continuación:

En primer lugar, es necesario mejorar y rehabilitar las calles existentes y abrir otras que faciliten la circulación y, donde sea necesario, desarrollar más rotondas y pasos a desnivel, de lo cual, aunque se ha hecho bastante, falta mucho por hacer; adicionalmente aplicar en la red un mantenimiento sostenible, adecuado y suficiente. Y como mejoramiento, debe considerarse la posibilidad de sustituir los adoquinados por superficies de rodamiento menos rugosas, que dañen menos al parque vehicular, sobre todo en las vías rápidas como circunvalaciones y radiales, esta condición la satisfacen los pavimentos asfálticos, que, aunque resultarían ligeramente más costosos para la Alcaldía, tal disposición representaría importantes ahorros para los usuarios, en llantas, combustibles, lubricantes y refacciones. Ayudaría, también, la construcción de ciclovías para, en bicicleta, ir a los mercados y centros comerciales y, de más pasos peatonales aéreos o subterráneos.

Construir un metro o tren subterráneo desde Marena hasta Ciudad Sandino parece una utopía por lo costoso que sería, no obstante, un metro que además, pase por el Aeropuerto, el Mayoreo, el Mercado Oriental, el Malecón y Las Piedrecitas sería la solución soñada para el transporte público y el descongestionamiento vial. Al respecto, a pesar de su elevado costo, el metro podría construirse por etapas en un periodo de mediano plazo, comenzando con los tramos que cruzan por el mercado oriental, que es por donde se producen los mayores congestionamientos de tráfico.

Implementar horarios escalonados por tipo de empleado es una costumbre común en las grandes ciudades del primer mundo, por ejemplo, los encargados de la limpieza entran a las 7:00 a.m. y salen a la 2:00 p.m. los empleados administrativos, inician a las 8:00 a.m. y salen a las 4:00 p.m. y los técnicos y directores comienzan a las 10:00 a.m. para salir a las 6:00 p.m. Como resultado, la coordinación interpersonal entre los diferentes empleados es excelente y todos, sin excepción alguna, llegan sin contratiempos a su trabajo. Para los estudiantes, también existen horarios para asistir a los colegios y universidades, de manera que no interfieren con los horarios de los trabajadores. Reducir los días de trabajo y aumentar el horario, se comienza a implementar con buen suceso en algunos países. Estas modalidades permiten a los empleados, compartir más tiempo de calidad con sus familias, lo cual los vuelve más relajados, más felices y más productivos en su quehacer laboral.

Los proyectos rentables se priorizan y se hacen, y los que aún no lo son, se postergan para cuando lo sean. Sin embargo, la dirección de planificación de la Alcaldía de Managua (Alma) está en la obligación de estudiar el problema en todas sus facetas de solución y establecer un orden de prioridad para su implementación, siempre y cuando posean comprobada factibilidad técnica, económica, financiera, ambiental y social.

EL AUTOR ES INGENIERO CIVIL

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: