A Tumarín ya no se le ve futuro

Hay tres escenarios que están siendo discutido sobre el desarrollo del proyecto Tumarín, donde se contempla prórrogas y el desistimiento total de la obra.

Tumarin, cesar zamora, César Zamora

César Zamora Hinojos. LA PRENSA/J. FLORES

Para el empresario César Zamora, presidente de la Cámara de Energía de Nicaragua (CEN) hay tres escenarios que están siendo discutido sobre el desarrollo del proyecto hidroeléctrico Tumarín, donde se contempla la prórroga de dos años, otra de cinco o el desistimiento total de la obra.

“Se ha discutido el tema con el Gabinete de Energía y se ven varios escenarios, un plan de expansión retrasándose para darle tiempo a que se ejecute la obra ya sea por dos años o por cinco y uno sin Tumarín. Para mi existe la gran posibilidad de prorrogar la obra por cinco años porque no tienen el financiamiento y no creo que lo consigan en dos años o que no se dé, el problema es hay una inversión de por medio y van a querer recuperarla”, dijo Zamora.

Lea también: Tumarín desenchufó a nuevos proyectos hidroeléctricos

LA PRENSA fue a las oficinas de Centrales Hidroeléctricas de Nicaragua (CHN) pero se nos dijo que la única persona que podía dar información sobre este tema, es el vocero de dicha institución Isidro López, quien vía telefónica dijo que no estaba autorizado para dar declaraciones.

Sin embargo extraoficialmente se conoció que a finales de abril arribó al país una comisión de Queiroz Galvão y Electrobras, (que conforman CHN), para discutir con el Gobierno de Nicaragua el destino del proyecto que se ha visto involucrado en los escándalos de corrupción en Brasil, según el sitio web Istoé Brasil.

“La empresa tiene activos fijos como la compra de la tierras, la construcción de la carretera, toda esa inversión no se puede perder, son más de 60 millones de dólares que han invertido, por eso se reunieron en abril y es posible que se hayan llegado a un acuerdo. Después de eso se dieron algunos cambios, el gerente de CHN (Roberto Abreu) se retiró y ahora hay menos personal que está siendo coordinado desde Panamá por Kléver Correa, (jefe de Eletrobras para Centroamérica)”, dijo la fuente.

PROCESO DE LICITACIÓN

Zamora sugirió que si Tumarín se retira, sería importante que el Gobierno abra el proceso de licitación para llenar el espacio que deje dicho proyecto, pues es lo más sano para el país.

“Hay mucho hermetismo en este tema, pero si es un hecho que no va, hay que abrir las licitaciones”, dijo.

Para el proyecto hidroeléctrico Tumarín se han hecho dos préstamos para construir las líneas de transmisión, el último préstamos fue de 40 millones de dólares y fue cuestionado por los diputados opositores, pues a la fecha es misterio la construcción del proyecto.
LA PRENSA intentó comunicarse vía telefónica con el embajador de Brasil en Nicaragua, Luis Felipe Mendoca Filho y con Kléver Correa en Panamá, pero no fue posible.

SAN JACINTO – TIZATE

Según el sitio web de la empresa brasileña Queiroz Galvão , esta tiene presencia en nueve países, entre los países se encuentra Nicaragua , donde no solo se ha involucrado en el negocio de generación energía hidroeléctrica sino también de geotermia, “En este país (Nicaragua), la constructora es la responsable de las obras de la central de San Jacinto-Tizate, lo que la convierte en la primera empresa brasileña en participar en la construcción de una central geotérmica”, se lee en la web.

¿QUÉ DICE LA LEY?

Según la Ley 695, Ley Especial para el Desarrollo del Proyecto Hidroeléctrico Tumarín la empresa no tiene ninguna obligación y si se retira en toda caso que debe pagar, no es la empresa por el incumplimiento de contrato sino que el Estado de Nicaragua debe reconocerle lo invertido, que asciende a 60 millones de dólares con la indemnización del poblado de Ápawas y la construcción de la carretera a San Pedro del Norte en la ciudad de Matagalpa.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: