LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Alejandro Serrano Caldera. LAPRENSA/M.Esquivel/Archivo

Alejandro Serrano Caldera: “Urge un pensamiento crítico en Nicaragua”

Son 51 años ininterrumpidos de lecciones de este jurista, filósofo y escritor nicaragüense, nacido en Masaya en 1938, y en cuyo honor se realiza la cátedra que lleva su nombre: Alejandro Serrano Caldera.

De Alejandro Serrano Caldera se dice que ha estructurado una vasta obra que lo convierte, con justicia y sin dudas, en uno de los más grandes pensadores del país y un referente latinoamericano de la Filosofía, las leyes y la política.

No es para menos: 24 libros, centenares de ensayos y artículos publicados, incontables ponencias magistrales y un sinfín de entrevistas y análisis sobre la realidad del país y del mundo desde 1965.

Son 51 años ininterrumpidos de lecciones de este jurista, filósofo y escritor nicaragüense, nacido en Masaya en 1938.

Ha sido profesor universitario desde 1965 y aparte de cargos públicos, ha sido conferencista en universidades de Europa, Estados Unidos y América Latina y ha participado como colaborador de revistas y enciclopedias filosóficas y jurídicas, además de expositor en incontables cátedras.

Por ello quizás es que se vea cómodo y a gusto en las últimas cinco cátedras que en Nicaragua se dedican en honor a su extensa obra, que hoy se resume en cinco volúmenes que se analizan, desde 2015, en más de 18 instituciones y casas de estudio bajo el nombre de Cátedra Alejandro Serrano Caldera.

La última de ellas, realizada este jueves 26 de mayo en la UNAN-Managua, sobre modernidad, modernismo y la posmodernidad, se debatió en torno a los tres ejes que atraviesan su legado intelectual: el pensamiento como una forma de la realidad, la integración de lo particular con lo universal y la propuesta filosófica de la unidad en la diversidad.

Alejandro Serrano Caldera
¿Cómo nace la Cátedra Alejandro Serrano Caldera?
Se creó a partir de una propuesta del doctor Andrés Pérez Baltodano, cuando se presentó el volumen quinto de mis obras en el auditorio Pablo Antonio Cuadra el 18 de septiembre del 2014, había tres personas que hacían la presentación que eran monseñor Silvio José Báez Ortega, Carlos Andrés Pérez Baltodano y José Antonio Peraza. Allí Andrés lanzó la idea y fue acogida por 18 instituciones, que respaldaron la creación de la cátedra, con el objetivo de estudiar mis obras.
¿En qué consiste su obra?
Son todos mis escritos, sino la mayoría, de pensamientos filosóficos, políticos y jurídicos, publicados en toda mi vida a través de 24 libros e incontables artículos, ensayos y ponencias magistrales, recogidos ahora en cinco volúmenes a disposición del país y del mundo. Ahí hay tres ejes temáticos que sirven de soporte a toda la obra; uno, el pensamiento es una forma de la realidad, de acuerdo con un lema que yo he acuñado: pensar la vida y vivir el pensamiento. Dos, en la obra se intenta integrar lo particular y lo universal, es decir, hago mi reflexión desde Nicaragua y América latina, pero la idea es que mi reflexión no se quede amurallada, sino que a partir de ahí se analice el pensamiento universal, pero partiendo de una situación más concreta, y tres, la propuesta filosófica de unidad en la diversidad, es decir, la filosofía debe tratar de encontrar en lo político, social, histórico, cultural ideologoco, cuáles son los puntos de unión entre lo diverso.
¿Qué se busca al instaurar su obra en cátedras universitarias?
Se busca sobre todo que a través de la cátedra puedan hacerse debates, análisis, discusiones, comparación de los pensamientos ahí reflejados con la realidad de hoy, para que a través de las universidades, academias, centros de investigaciones, instituciones científicas y culturales y público en general se incentive el ejercicio de practicar el pensamiento crítico desde la sociedad. Nicaragua es un país que urge del desarrollo de un pensamiento crítico como ejercicio sano y natural de la democracia desde diferentes ámbitos de análisis para llegar a un consenso o a un disenso, pero desde el debate del pensamiento.
Alejandro Serrano Caldera, UNAN
¿Y qué papel juega la Filosofía en el debate de su obra?
El papel de la Filosofía es buscar cómo lo diferente, lo disperso y lo contradictorio y no solo la coincidencia, puedan unirse en una propuesta conceptual y práctica y real, buscando un resultado y una propuesta. Mi obra se dirige a tratar de realizar esos tres propósitos: uno que el pensamiento se considere como una forma de la realidad, dos, a partir de ahí, buscar la integración de lo particular a lo universal, de lo concreto y local a lo global y universal, y tres buscar la unidad en la diversidad, es decir, unir todos los pensamientos, contradictorios o coincidentes, en una sola reflexión.
¿A quién se dirige su obra?
La idea es promover a nivel interno e internacional, el estudio de mis pensamientos, que no se queden en las bibliotecas, sino que puedan ser leídas, debatidas, discutidas, analizadas, aceptadas, rechazadas, mejoradas, pero que muevan a las generaciones actuales, nuevas y venideras al pensamiento crítico, al debate de las ideas. Con ese propósito se ha dirigido la cátedra a todo el público en general, de todas las generaciones, y con este propósito se han celebrado ya cinco cátedras, auspiciadas con 18 instituciones y nueve universidades, academias e  instituciones culturales que promueven la cátedra en forma de conferencia abierta, dos tres horas, sin perjuicio de que algún profesor profundice el estudio.
¿Cuánto tiempo llevó la idea de la sistematización de la obra?

En principio a mi esposa Giovanna, quien siempre insistió en que se recopilara, organizara y sistematizara y luego al doctor Andrés Pérez Baltodano, quien propuso recoger mis pensamientos dispersos en una sola obra y luego sugerir la apertura de la cátedra. Mi interés inicial era que se debatieran mis libros de manera individual, pero al darse estas propuestas, resulta mejor reunir, unificar y darle sentido de unidad  a toda mi obra, cuyo editor es Pablo Kraudy, catedrático de la UNAN-Managua, auspiciada por el Consejo Nacional de Universidades y editadas por Hispamer.¿Es una compilación de sus libros y textos?

No. La obra no es una recopilación gráfica ni cronológica, sino una sistematización de temas sobre los tres tópicos de la obra antes explicados, integrados por categoría de pensamientos dedicados a la política, a la ética, a la justicia, a la libertad, la razón, el humanismo, la democracia…

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: