Policía Nacional sin encontrar a bebé robado

El tiempo pasa y crece la desesperación para Marianela Flores Maldonado, porque su hijo raptado esta semana por una falsa doctora aún no aparece.

Marianela Flores

Marianela Flores Maldonado (izquierda), madre del niño raptado. LA PRENSA/W. NARVÁEZ

El tiempo pasa y crece la desesperación para Marianela Flores Maldonado, porque su hijo raptado esta semana por una falsa doctora aún no aparece.

Lea: Niño robado en hospital de Managua aún no aparece

Esta madre de 32 años ayer dejó su camilla, caminó a paso lento por la cesárea que le practicaron y mientras sostenía su vientre con su mano izquierda llegó hasta uno de los portones del Hospital Alemán Nicaragüense, para que su angustia fuera publicada por LA PRENSA.

Una familiar la ayudó a llegar hasta ahí. “Espero que se apuren, porque la Policía desde ayer solo se encierra y no dice nada”, dijo Flores mientras enjugaba sus lágrimas.

“Apenas tenía diez horas de estar con mi niño, le había dado el pecho toda la noche, ya estaba bañado y de repente llega esa mujer al cuarto y le dice a mi mamá que si ya tiene la vacuna (el niño), entonces ella le dijo que no”, relató la adolorida madre.

Flores no había podido expresar su angustia ante ningún medio de comunicación, pero está desesperada y burló la seguridad para hablar con este rotativo, al que le tienen prohibido el ingreso en todos los hospitales e instituciones públicas del país.
La supuesta doctora le quitó al niño de los brazos a la abuela materna con la excusa de ponerle una vacuna en el área de Neonato de ese hospital, pero ya no regresó con el bebé.

Flores aún permanece delicada en el hospital y los médicos le están haciendo una serie de exámenes porque durante su embarazo le dio preeclampsia.

CREEN QUE SEA NIÑO EN HONDURAS

Medios hondureños reportaron ayer el hallazgo de un niño recién nacido en una casa en la ciudad de San Pedro Sula, de ese país.

La Prensa de Honduras detalló que los vecinos de la Colonia Juan Lindo escucharon los llantos de un bebé que provenían de una casa abandonada a eso de las 7:00 de la noche del miércoles. El niño en Nicaragua fue raptado del hospital a eso de las 7:00 de la mañana de ese mismo día y apenas tenía 12 horas de haber nacido.

Los familiares del niño raptado al conocer la noticia de ese bebé que encontraron en Honduras no descartan que sea su hijo perdido.
La foto del menor incluso llegó a las manos de Flores.

“Yo no lo distingo bien porque la foto sale borrosa, yo quiero que por lo menos lo traigan (al niño), para verlo y saber si es mi hijo o no, la Policía no me dice nada”, exclamó Flores.

El miércoles se conoció que la Policía Nacional se encontraba elaborando un retrato hablado de la supuesta doctora. Ayer LA PRENSA solicitó información en el área de Relaciones Públicas de la Policía para circular el identikit, pero se nos informó que no estaban autorizados y que en todo caso llamarían a conferencia de prensa.

El caso es trabajado con hermetismo por las autoridades policiales.

DIEZ HORA EN EL CHIPOTE

Azael Orozco, padre del niño y la abuela materna Sayda Maldonado, fueron citados a las 7:00 a.m. de ayer, para ser entrevistados en el Hospital Alemán Nicaragüense.

Luego un fuerte dispositivo policial los trasladó a la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) y después de diez horas de interrogatorio fueron llevados nuevamente al hospital, informó Darling Flores, tía del niño raptado. “Es una completa locura, porque mi mamá tiene cuatro nietos y en los cuatro partos ha estado pendiente de cuidarnos a nosotras”, dijo muy enojada Flores.

Además aseguró que se vino de Costa Rica, donde vivió durante dos años y medio, porque no tenía nadie quien la cuidara y su mamá le dijo que se viniera para ayudarle ella.

“Pero mil veces me hubiera quedado allá (en Costa Rica)”, dijo llorando Flores, quien regresó al interior del hospital, donde la llegaron a encontrar dos enfermeras, quienes la regañaron por hablar con LA PRENSA.

CPF SE LAVA LAS MANOS

Darling Flores asegura que el vigilante que sacó del área de Neonato a Sayda Maldonado (abuela del menor) trata de deslindar su responsabilidad.
Hay testigos que vieron a la falsa doctora hablando con el personal de ese hospital.

Se conoció que en algunos hospitales de la capital se redobló la vigilancia, pero en el Alemán Nicaragüense jóvenes con una bata de médico podían ingresar ayer sin necesidad de presentar un carné de identificación, según observó LA PRENSA.

Fuentes policiales informaron que hasta el momento no tenían a nadie capturado.

Las autoridades dicen que mantienen la vigilancia incluso en las fronteras para dar con el paradero del bebé.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: