“Se están robando mi propiedad”

El ciudadano estadounidense Edgar Fanor Lacayo Argüello, de 56 años, denunció que el Gobierno de Nicaragua le está “confiscando” su propiedad en el balneario de Poneloya.

El ciudadano estadounidense Edgar Fanor Lacayo Argüello —ubicado frente a lo que reclama como su propiedad— denuncia que el INSS, el Intur y la PGR no le explican por qué le quitaron su inmueble. LA PRENSA/E. LÓPEZ

El ciudadano estadounidense Edgar Fanor Lacayo Argüello, de 56 años, denunció que el Gobierno de Nicaragua le está “confiscando” su propiedad en el balneario de Poneloya, en el departamento de León. “Se están robando mi propiedad”, afirmó Lacayo.

La propiedad de Lacayo está contiguo a una casa de protocolo del gobierno, donde está prevista la construcción de un hotel. El terreno de Lacayo está cercado y se observa sobre el muro un rótulo que dice: “Propiedad privada INSS”.

LA PRENSA buscó a la delegada del Instituto Nicaragüense de Seguridad Social (INSS) en León, Reyna Canales, para conocer lo que pasa con la propiedad de Lacayo, pero informaron que no se encontraba en su oficina.

Hace 15 días el ingeniero Harold Guevara, a cargo de la construcción del hotel, dijo que la concesión la otorgó el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur).

Guevara primero dijo que la inversión era extranjera y después se retractó argumentando que el inversionista era nicaragüense.

Según Lacayo Argüello, él se encontraba en Houston, Texas, cuando le informaron que su propiedad fue invadida sin ninguna autorización.
“Vine a Nicaragua el lunes y confirmé efectivamente que la propiedad había sido cercada, se están robando mi propiedad, traté de hablar con las autoridades y no me dan respuesta, nos bolean; el Intur nos manda a la Procuraduría y la Procuraduría nos manda a Intur”, dijo Lacayo.

“La visita se debe a las nuevas confiscaciones que estamos pasando ahorita por parte del Gobierno de Nicaragua en Poneloya en los terrenos contiguos a la casa de protocolo; tenemos toda la documentación que la adquirimos de parte de nuestros abuelos en 1954”, expresó Lacayo.

Según el denunciante, quienes se apoderaron de su propiedad llegaron por la noche, botaron el cerco, quitaron rótulo y construyeron un muro. “Si quieren la propiedad que la paguen”, expresó Lacayo.

El jueves pasado Lacayo presentó ante la Embajada de los Estados Unidos en Managua, documentos que lo acreditan como dueño de esa propiedad que le están arrebatando en Poneloya.

Según Lacayo, la propiedad originalmente fue de José Horacio Argüello y Lolita Argüello, luego fue entregada a su hija Norma Argüello de Lacayo, posteriormente pasó a sus sucesores.

La propiedad fue adquirida en 1954 por la familia Argüello y según Lacayo, cuenta con las escrituras, está inscrita en el Registro de la Propiedad y tiene todos los recibos por pago de impuestos que le llegan de la Alcaldía de León.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: