Noel Areas y su legado más allá del beisbol

Areas es el entrenador con más juegos ganados en la Selección Nacional de Nicaragua de Beisbol, liga profesional y Pomares.

Noel Areas. Foto LA PRENSA/Miguel Lorio

Noel Areas. Foto LA PRENSA/Miguel Lorio

Dentro de un modesto carro fúnebre viajó este 6 de junio por la tarde hacia León, un hombre de brillante historial sin el cual no podría comprenderse la evolución del beisbol nacional.

Noel Areas —fallecido la noche del domingo en Managua— considerado unánimemente el mejor mánager en la historia del beisbol de nuestro país, regresó a su ciudad natal, donde será sepultado hoy.

Elegante al vestir, afable en su trato con la gente y eficiente como timonel, Areas fue objeto de varios homenajes en Managua y este 7 de junio tendrá una última ceremonia en León, antes de ser sepultado en el cementerio del barrio San Felipe.

Lea también: Noel Areas: A algunos no les gustó mi estilo, pero tuve éxito con él

Nacido en 1941, Areas inició su carrera como dirigente en 1973, cuando asumió la dirección del equipo de León, tras una enfermedad del doctor Óscar Larios. A partir de ese momento, comenzó su colección de éxitos.

Se coronó campeón nacional del beisbol de Primera División en 11 oportunidades y tres veces en la Liga Profesional. Ambos registros son récords, pero sus triunfos trascendieron nuestras fronteras con la Selección Nacional.

Noel conquistó un subcampeonato mundial en 1974 y un tercer puesto en 1998. También se adjudicó la medalla de plata en los Panamericanos de Caracas en 1983, más otras dos preseas plateadas en Centroamericanos y del Caribe y tres de oro en el istmo.

Te puede interesar: “El día que muera, no me lleven al estadio”

GRAN MÁNAGER Y PERSONA

“Noel fue mucho más que una serie de registros brillantes. Fue un gran ser humano, una persona humilde que deja muchas lecciones y que debe ser ejemplo para todos en el deporte”, afirmó Nemesio Porras, presidente de la Federación de Beisbol (Feniba).

Porras y miembros del ejecutivo de la Feniba, junto a la Alcaldía de Managua, encabezaron las actividades en homenaje a Areas, iniciadas en el Salón de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío y concluidas en el Salón de la Fama del Deporte Nacional, en el Estadio Denis Martínez.

Rafael Obando, Porfirio Altamirano, Reynaldo Téllez y César Jarquín, en guardia de honor ante el féretro de Noel Areas en el Salón de la Fama. LA PRENSA/URIEL MOLINA
Rafael Obando, Porfirio Altamirano, Reynaldo Téllez y César Jarquín, en guardia de honor ante el féretro de Noel Areas en el Salón de la Fama. LA PRENSA/URIEL MOLINA

“Hay tantos valores que tenía Noel, que decir que fue un mánager ganador, es ver solo una parte de su cúmulo de virtudes. Era un tipo que unía, que era ordenado y sacaba provecho de lo mejor de cada quien”, dijo Julio Sánchez.

Sánchez fue uno de los tantos peloteros y mánagers que se hicieron presentes a los homenajes a Areas, entre los que destacaron Porfirio Altamirano, César Jarquín, Rafael Obando, Aníbal Vega y Reynaldo Téllez, entre otros.

OMAR: NOEL ERA MI ÍDOLO

Omar Cisneros, uno de los mánagers más controversiales del beisbol nacional, señaló que mientras él tenía muchas mañas, Noel no tenía ninguna y que por eso Dios lo bendijo con tantos éxitos.

“Ese señor que está ahí —dijo Omar, apuntando hacia el féretro que contenía los restos mortales de Areas— era mi ídolo. Siempre lo admiré y traté de aprender de él, pero nunca habrá otro como Noel. Fue un gran ser humano”, dijo Cisneros con su voz quebrantada.

A su arribo al Salón de la Fama, se unió otra cantidad de personas, pero nada parecido a una despedida masiva, como seguro Noel lo merecía, pues a pesar de ser leonés, muchos de sus triunfos los consiguió en Managua.

“Incluso aquí en León, hay poca gente en la vela”, informó Enrique Armas, vicealcalde de Managua, quien además confirmó el sepelio para hoy a las 2:00 de la tarde.

HOMENAJEADO EN EL TEATRO NACIONAL

Areas fue homenajeado en el Salón de los Cristales del Teatro Nacional Rubén Darío en Managua y en el Salón de la Fama del Deportes Nicaragüense (ubicado en Estadio Nacional de Beisbol), para luego ser trasladado a su natal León, donde será sepultado el martes 7 de junio.

“Nuestro padre pidió que no lo lleváramos al estadio de León, como se acostumbra con personajes deportivos en el país, sino directo a nuestra casa, que está ubicada de la Iglesia Laborío, dos cuadra y media abajo, en León, y vamos a cumplir su voluntad”, informó su hijo del mismo nombre.

 

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: