Fundación Arias apoya observación electoral para Nicaragua

La Fundación Arias para la Paz, creada por el premio Nobel de la Paz, el costarricense Óscar Arias Sánchez, anunció su apoyo a la presencia de observadores internacionales en las elecciones generales en Nicaragua

Fundación Arias

De izquierda a derecha, el premio Nobel de la Paz, el polaco Lech Walesa; la esposa del líder opositor preso Leopoldo López, Lilian Tintori; el expresidente de Costa Rica y premio Nobel de la Paz, Óscar Arias y la hija del Nobel de la Paz Desmond Tutu, Nontinbi Naomi Tutu. LA PRENSA/EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ

La Fundación Arias para la Paz, creada por el premio Nobel de la Paz, el costarricense Óscar Arias Sánchez, anunció su apoyo a la presencia de observadores internacionales en las elecciones generales en Nicaragua, programadas para el próximo 6 de noviembre.

La Fundación Arias indicó que ha dado su adhesión a una carta impulsada por el «Movimiento por Nicaragua, Iniciativa ciudadana: queremos la paz, elecciones libres y transparentes 2016», que busca el apoyo internacional a una petición para que haya observadores en los comicios.

Por su parte, la directora ejecutiva de la Fundación Arias, Lina Barrantes, dijo en un comunicado que la adhesión a esta carta «se enmarca dentro de los esfuerzos de la Fundación para promover sociedades justas y pacíficas en la región centroamericana».

Además, afirmó que el documento será firmado por el Nobel de la Paz Óscar Arias, dos veces presidente de Costa Rica (1986-1990 y2006-2010), quien en sus mandatos mantuvo relaciones frías e incluso con roces políticos con Daniel Ortega.

Ortega, que fue proclamado el pasado sábado por los sandinistas para aspirar a una nueva reelección, criticó ese día a los observadores electorales de la Organización de Estados Americanos (OEA), de la Unión Europea (UE) y a los «yanquis», en alusión a los Estados Unidos, porque, a su juicio, sólo se pronuncian en procesos de los países donde no tienen «su dominio».

«Aquí se acabó la observación», sentenció el gobernante, quien la emprendió contra los embajadores, sin mencionar de que países, por llamar a los árbitros electorales y a diputados para pedir cuentas sobre las elecciones generales.

Ortega retornó al poder en enero de 2007 tras haber ganado con el 38 % de los votos las elecciones de noviembre de 2006.

En las elecciones de 2011, pese a que la Constitución lo prohibía, se presentó como candidato a la Presidencia gracias a una maniobra jurídica con la que burló la norma constitucional que se interponía entre él y su objetivo de mantenerse en el poder cinco años más.

El ex guerrillero fue reelegido en 2011 con 62,45 % de los votos tras una cuestionada candidatura y una jornada electoral plagada de denuncias de irregularidades.

El «Movimiento por Nicaragua» está recogiendo firmas en Costa Rica, Nicaragua y Estados Unidos para luego entregar la carta de petición de presencia de observadores a la secretaría general de la Organización de Estados Americanos.

El documento solicita garantías de participación libre de violencia, difusión de la normativa electoral, cedulación amplia e incluyente y revisión exhaustiva del padrón electoral.

También pretende la acreditación de fiscales de todos los partidos en tiempo y forma, publicación de los resultados electorales provisionales y definitivos por cada junta receptora de votos y facilitar la participación en el proceso electoral de los nicaragüenses que residen en el exterior.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: