Demanda eleva precio del petróleo

La tendencia alcista que experimenta el precio del barril de petróleo obedece al aumento en la demanda de los países, explica el especialista en mercados internacionales, Raúl Amador.

La tendencia alcista que experimenta el precio del barril de petróleo obedece al aumento en la demanda de los países, explica el especialista en mercados internacionales, Raúl Amador.

El precio del barril de West Texas Intermediate (WTI) de referencia para Nicaragua, marcó ayer los 50.36 dólares, cifra no alcanzada desde julio de 2015.

Al final de las operaciones en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex), los contratos futuros del petróleo WTI para entrega en julio, los de más próximo vencimiento, subieron 67 centavos de dólar respecto al cierre de la última jornada.

Para Amador, esa tendencia podría mantenerse en un período de dos años hasta ubicarse entre los 65 y 70 dólares como máximo.

“Pero el mismo incremento en el precio del barril de crudo se espera que fomente la inversión en la apertura de nuevos pozos y que disminuya nuevamente el precio al que se distribuye”, asegura el especialista en mercados internacionales.

EE.UU. BAJA PRODUCCIÓN DE PETRÓLEO

Otro de los aspectos que Amador toma en cuenta es la baja en la producción de Estados Unidos que influye en el mercado mundial.

“Ellos alcanzaron el pico de producir hasta nueve millones de barriles al día y ahora ha bajado. Entonces es una forma de la que el mercado se vale. La demanda se mantiene y pareciera que la producción está estancada, pero no precisa ser así”, manifestó Amador.

También recordó que en una reciente reunión de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) se estableció la libertad de techo para la producción y que ese aspecto jugará un papel importante.

SIN AFECTACIONES A LA ECONOMÍA

Para Amador, el hecho de que el precio internacional del barril de crudo pueda llegar a los 60 dólares, no debería de implicar una preocupación a la economía local.

“Pues si lo compara con el precio de años anteriores, sigue por debajo de los cien dólares”, expresó Amador tras una conferencia de prensa donde presentaron detalles sobre el comportamiento de las transacciones bursátiles en Nicaragua.

El efecto en Nicaragua

Durante el primer cuatrimestre de 2016, el país se ahorró 55.8 millones de dólares, si se compara con el mismo período de 2015, indica el informe sobre Comercio Exterior que publica el Banco Central de Nicaragua (BCN).

Hasta abril la factura petrolera había sido de 183.7 millones de dólares, reflejando una reducción de 23.3 por ciento con respecto al mismo período de 2015, cuando fue de 239.5 millones de dólares.

Aspecto que directamente depende de la baja que a nivel internacional experimentan los precios del barril de crudo y que este 2016 ha permitido reducciones a la tarifa energética que depende del búnker que se importa para la generación.

Según el economista y catedrático Luis Murillo, las bajas internacionales en el precio del petróleo permiten al país trasladar de esos beneficios a estructuras como la de la energía eléctrica que se comercializa para consumo nacional en diferentes sectores.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: