Crudo en alza imparable

El petróleo cerró ayer en su precio más alto en casi un año tras la caída de las reservas de Estados Unidos y por la persistente inquietud por la producción nigeriana.

“Cuanto más débiles están sus monedas en comparación con el dólar, más bajos son sus costos. Esto a su vez pesa sobre los precios de los productos básicos y no hace más que aumentar la espiral negativa”. Mike Wittner, responsable de investigación sobre el mercado petrolífero en Société Générale SA.

El petróleo cerró ayer en su precio más alto en casi un año tras la caída de las reservas de Estados Unidos y por la persistente inquietud por la producción nigeriana.

En Nueva York el barril de “light sweet crude” (WTI) para entrega en julio subió por tercera sesión consecutiva al ganar 87 centavos y cerrar en 51.23 dólares; un precio sin precedentes desde julio pasado.

El mercado se mantuvo en alza por los conflictos políticos de Nigeria y la reducción de las reservas de Estados Unidos, estimó Andy Lipow, de Lipow Oil Associates.

“La primera, y tal vez más importante, razón del alza es la violencia en Nigeria que es persistente y priva al mercado de una parte de la oferta”, dijo. Un grupo rebelde nigeriano tiene en su mira, desde febrero, a las instalaciones petroleras de Nigeria el mayor productor de África. El grupo rechazó este miércoles una propuesta de dialogar con el gobierno y, además, reivindicó un nuevo ataque.

Según datos oficiales las acciones rebeldes hicieron caer la producción de crudo a 1.6 millones de barriles diarios, bastante menos que los 2.2 millones previstos en el presupuesto de ese país miembro de la Opep.

¿POR QUÉ AFECTA ESA CRISIS?

La crisis nigeriana afecta al mercado porque “no queda mucha capacidad de almacenamiento en el seno de la Opep” lo que impide que otros socios del cartel llenen el vacío de la menor producción de Nigeria, dijo Mike Lynch, de Strategic Energy & Economic Research.

“Mientras eso persista, los inversores se concentrarán en los problemas de la oferta”, añadió.

MENOS RESERVAS EN ESTADOS UNIDOS

Las reservas de petróleo de Estados Unidos bajaron la semana pasada en 3.2 millones de barriles, hasta los 532.5 millones, pero siguen en máximos históricos en ocho décadas, informó ayer el Gobierno.

La cifra fue similar a la de los analistas, que habían proyectado una caída en las reservas de tres millones de barriles. Según el informe semanal del Departamento de Energía, las reservas de gasolina subieron en 1 millón de barriles la semana pasada, hasta los 239.6 millones.

Por su parte, las reservas de combustibles destilados como el diesel subieron en 1.8 millones de barriles y quedaron en 151.4 millones. Las refinerías del país trabajaron a un 90.9 por ciento de su capacidad instalada, por encima del 89.8 por ciento de la semana anterior. El total de reservas de crudo y productos refinados, incluidas las Reservas Estratégicas, alcanzó la pasada semana los 2,063.4 millones de barriles, frente a los 2,060.2 millones de la semana precedente.

SUBE LA GASOLINA

Los contratos de gasolina con vencimiento en julio subieron tres centavos, hasta los 1.62 dólares el galón, mientras que los de gasóleo de calefacción para entrega en ese mismo mes subieron casi tres centavos y quedaron en 1.57 dólares. Finalmente, los contratos de gas natural con vencimiento en julio cerraron la jornada sin grandes variaciones, en 2.47 dólares por cada mil pies cúbicos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: