LA DICTADURA NO PUEDE OCULTAR LA VERDAD

Hoy se cumplen

14
días

desde que nuestras instalaciones fueron tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann fue detenido.

con las instalaciones tomadas y nuestro gerente general Juan Lorenzo Holmann detenido.

Managua

Las principales preocupación de los nicaragüenses está vinculado a la ocurrencia de delitos contra la propiedad. LA PRENSA/ ARCHIVO

Robos, principal problema de seguridad en Managua

Hace ocho días que a Marianela Flores Maldonado le robaron a su hijo recién nacido de un hospital capitalino sin que la Policía haya podido recuperarlo. Hasta ahora solo existe un retrato hablado de la sospechosa. Mientras el lunes seis de junio, en el kilómetro 11 .5 carretera nueva a León, fue encontrado el cuerpo sin vida del taxista Walter David Navarro Corrales, de 26 años, después de haber desaparecido el miércoles 1 de junio. La Policía concluyó que el móvil fue el robo.

Hace ocho días que a Marianela Flores Maldonado le robaron a su hijo recién nacido de un hospital capitalino sin que la Policía haya podido recuperarlo. Hasta ahora solo existe un retrato hablado de la sospechosa. Mientras el lunes seis de junio, en el kilómetro 11.5 carretera nueva a León, fue encontrado el cuerpo sin vida del taxista Walter David Navarro Corrales, de 26 años, después de haber desaparecido el miércoles 1 de junio. La Policía concluyó que el móvil fue el robo.

Estos casos son solo el ejemplo de los hechos que ocurren en Managua y que trascienden a la población. Y aunque Managua no alcanza los niveles de violencia que enfrentan los países del llamado Triángulo Norte, en particular El Salvador, que según últimos estudios del Instituto Igarapé es el país con más violencia en el mundo sin estar en un conflicto bélico, con 116 homicidios por cada cien mil habitantes y la tasa sube a 188 por cien mil habitantes en su ciudad capital.

Para el consultor en temas de seguridad y defensa, Roberto Cajina, el robo en sus distintas modalidades podría ser el principal problema que enfrenta Managua.

Cajina criticó que muchas veces la población no denuncia porque no hay confianza en que sus casos serán esclarecidos. Y puso como ejemplo que hace nueve años él denunció haber sido víctima de robo en su casa, ubicada en Rubenia, hasta la fecha nadie le informó los resultados de esa investigación.

Y es que Cajina es del criterio que las principales preocupaciones en Nicaragua, en general no solo en Managua, está vinculado a la ocurrencia de delitos contra la propiedad, por lo que dice Cajina sería importante contar con la visión completa de la actividad delictiva y de la actividad policial en la persecución del delito. Menciona importante conocer un mapa del delito para especificar donde hay mayor actividad delictiva y el tipo de delitos, y aconseja diseñar a lo interno una política de seguridad diferenciada.

Según el anuario estadístico de 2014 de la Policía Nacional, el dato oficial más reciente con el que se cuenta, en Managua 35 por cada cien mil capitalinos corrían el riesgo de ser víctima de algún delito. En ese mismo año, la Policía registró 42,891 denuncia, de esos 37, 621 fueron resueltos y alcanzó una efectividad de 87.7 por ciento. Como parte de esas denuncias en Managua ocurrieron 2,109 robos con intimidación reportó la Policía.

Un estudio realizado por el Banco Interamericano de Desarrollo, el Instituto Igarapé y el World Economic Forum destaca que las experiencias en 10 municipalidades demuestran que su éxito no es casual: están invirtiendo en prácticas que ya fueron comprobadas en su efectividad.

Menciona el mismo informe que algunas ciudades más violentas del mundo tuvieron éxitos impresionantes. Entre los ejemplos expuestos está el caso de Bogotá, que entre 1995 y 2013 vio su tasa de homicidios disminuir en un 70 por ciento. Medellín tuvo una disminución aún más dramática, de más de 85 por ciento entre el 2002 y el 2014. Lo más impresionante fue la Ciudad Juárez, que vio su tasa de homicidio desmoronarse de 282 por cien mil habitantes a apenas 18 entre el 2010 y el 2015, refiere ese informe.

seguridad
ALGUNAS LECCIONES

El Instituto Igarapé menciona algunas lecciones de cómo diseñar programas que aumente la resistencia de las ciudades al crimen y la violencia, entre las que destaca la seguridad pública y las políticas y programas de seguridad, que dice deben basarse en datos, en evidencia y con una orientación a la resolución de problemas.

«Increíblemente, menos del 6 por ciento de las medidas en el campo de inseguridad y justicia que se llevan a cabo en América Latina y el Caribe se basan en alguna evidencia concreta de su efectividad. Pero hay un mayor entendimiento que las estrategias basadas en información confiable y en tiempo real, que se fundamentan en prácticas científicas robustas (es decir, enfocadas en disuasión, terapia cognitiva de comportamiento, intervenciones en temprana edad), son esenciales», dice el informe.

El informe destaca que «los servicios policiales y sociales deben enfocar su energía en gente, lugares y comportamientos de altos riesgos. El crimen se centra en focos altamente contagiosos. En muchas ciudades en la región, un poco más de la mitad de los homicidios ocurren en menos del 2 por ciento de las direcciones de calles.

Apunta que: «Apenas un pequeño número de personas son responsables de una parte desproporcionada del crimen y de la victimización. Si la prevención del crimen en la ciudad es la meta, entonces programas muy amplios no funcionan. Las prácticas policiales en zonas calientes junto con prevención social son mucho mejor».
También aconseja el informe que «las autoridades en las ciudades deben empezar a explorar la manera de regular las drogas. La regulación no equivale a la legalización. Hay muchas opciones intermedias entre la prohibición y la legalización».

Y explica que a lo largo de América Latina y el Caribe las alcaldías experimentan «con la descriminalización del uso de drogas», para lo cual implementan estrategias para la reducción del daño, regulación del uso medicinal de la marihuana, e incluso el estricto control del mercado de la marihuana con fines recreativos.

Cajina sostiene que en Managua así como en el país en general debe considerarse una cantidad de factores que inciden en el delito entre los que mencion el narcotráfico y el crimen organizado, así como el consumo del alcohol que a su criterio «son disparadores de la violencia». Y puso de ejemplo el caso de un joven que mató a su abuelo porque lo regañó por haber ingerido licor.

seguridad4

A propósito del narcotráfico, Cajina critica que la Policía en Nicaragua se dedica a la persecución del narcomenudeo y a mandar a la cárcel a personas a la que le encuentra una cuantas tilas de marihuana en su posesión, pero en el país no hay un adecuado tratamiento a los jóvenes con algún tipo de adicciones a quienes únicamente les aplican cárcel, cuando en los penales del Sistema Penitenciario Nacional (SPN) no hay reeducación ni reincersión a la sociedad.

La meta dice el Instituto Igarapé es poner «el control en manos de los gobiernos, y no del crimen organizado».
Por lo tanto recomienda también que «es esencial que avancemos tanto en medidas de control como en los esfuerzos de cohesión social y en la mejora de zonas marginales. La generación de un sentido de responsabilidad compartida, de renovación urbana y vínculos entre los barrios ricos y pobres de las ciudades. Esto incluye opciones predecibles de transporte público, la restauración de parques recreacionales y la provisión de servicios de calidad».

El informe concluye que «los alcaldes pueden hacer mucho para que sus ciudadanos se sientan más seguros, con o sin policías a su cargo».

3 EJEMPLOS DE CIUDADES QUE MEJORARON LA SEGURIDAD PÚBLICA

MÉXICO

La respuesta viene de la mano de la Encuesta Nacional de Victimización (2010).
Mejorar el alumbrado público (40 por ciento).
Un mayor patrullaje en las calles (37 por ciento).
Mantener parques y espacios públicos (34 por ciento).

«Es decir, el buen funcionamiento de los servicios de mantenimiento urbano de luminarias y parques importa igual o más que policías armados y patrulleros con alta tecnología. Los vecinos valorarían mucho también mayor control al consumo de alcohol en la calle: según esa misma encuesta, es la principal causa de miedo al crimen en la población», indica el informe.

COLOMBIA

Entre abril 2009 y marzo  2010, fue creada una línea telefónica: Celos Anónimos. Una conversación por teléfono de un potencial ofensor con un psicólogo puede salvar vidas de mujeres.

WASHINGTON

Los números de la Policía son reveladores: En las poblaciones donde hay más bares se cometen en promedio cuatro veces más delitos donde hay menos de estos locales.

Una regulación inteligente del espacio urbano que considere las medidas y los costos adicionales asociados a la prevención del delito al habilitar nuevos espacios comerciales o de esparcimiento es la primera forma de combatir el delito en las ciudades en expansión.

COMENTARIOS

  1. Chocante descubrir la verdad!
    Hace 5 años

    Pero, yo tenía entendido que Nicaragua era el país más seguro de todas las Américas? Que en Nicaragua, como en Suiza y Dinamarca, practicamente no había crime? Y ahora me dicen que en verdad no es así!

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: