Pasante mexicano guarda silencio sobre lo que vivió en Nicaragua

Pasado la 1:00 de este viernes arribó al aeropuerto de Zacatecas el pasante universitario deportado Jobany Torres, según fuentes periodísticas locales que sostienen que éste no brindó declaraciones.

pasante mexicano

Jobany Torres, pasante mexicano deportado de Nicaragua recibido en Zacatecas. LA PRENSA/CORTESÍA

El director de Unidad Académica de Ciencia de la Tierra, de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ), Rubén del Pozo, dejó entrever que el pasante mexicano, Jobany Torres, fue víctima de abuso policial en las celdas de El Chipote, en Managua, donde permaneció detenido por 15 días.

“Yo he dicho que a Jobany le hicieron una gran injusticia. Jobany jamás cometió un delito. Jobany jamás fingió su desaparición”, fue la reacción de del Pozo a La Jornada de Zacatecas TV, previo al arribo del estudiante a su hogar.

Del Pozo indicó que debido a que el pasante en sus mensajes enviados a sus familiares en México, decía que lo querían matar, él aduce que la Policía “trata de sacarle la verdad a golpes”.

“Lo torturan. No los convence, lo golpean demasiado. Finalmente lo incomunican, no lo presentan ¿por qué? Supongo porque estaba sumamente golpeado”, expresó el funcionario a periodistas mexicanos, tras apuntar que Torres fue remitido a los tribunales “cuando no resisten la presión nacional e internacional”.

Como parte de un convenio entre la UAZ y Hemco, Torres al igual que otros dos compañeros realizaban prácticas profesionales en el área operativa desde el 10 de marzo, que concluirían el 31 de mayo. Pero el 30 de mayo Torres desapareció. Tras enterarse de su ausencia laboral, la empresa minera activó su búsqueda y el 31 de mayo denunció ante la Policía de Bonanza su desaparición.

Según la Fiscalía, fue por ello que fue activado el sistema de alerta, vigilancia e investigación del órgano policial, por lo que el 1 de junio cuando el universitario se presentó al Aeropuerto Augusto C. Sandino fue detenido. Los operadores de justicia nunca reconocieron que Torres estuvo detenido de forma ilegal durante doce días, fecha cuando la Fiscalía emitió una comunicación escrita y anunció la acusación contra el mexicano por “simulación de delito”.

IMG-20160617-WA0002

La Fiscalía alegó que Torres simuló que su vida estaba en riesgo, sin explicar cómo o por qué, “a fin de desprestigiar la labor que realiza el Gobierno”.

El 10 de junio la embajada de México en Managua informó que presentó un recurso Habeas Corpus, ante el Tribunal de Apelaciones de Managua ante la falta de información de la Policía.

Fuentes periodísticas de Zacatecas indicaron que a su regreso Torres no ofreció declaraciones sobre lo ocurrido en Nicaragua.

LEA:¿De quién o de qué huía el mexicano?

¿QUÉ LE PASABA?

Diego César Navarro uno de los otros dos pasantes compañeros de Jobany Torres, dijo a LA PRENSA que presume que Torres intentaba retornar a su país porque no estaba conforme con el trabajo que había realizado en la empresa. Aunque él considera que sí había realizado un buen trabajo, pero Torres pensaba lo contrario.

“El 30 (de mayo) yo entré a minas, él se quedó trabajando en su proyecto y cuando salí a las seis de la tarde ya no lo vi”, dijo.
Luis Ángel González, el otro pasante dijo a periodistas mexicanos que días previos a la desaparición observaba que algo le preocupaba a Torres .

13
días después de haber sido dado por desaparecido Jobany Torres, fue conducido a los Juzgados de Managua, donde apareció con moretones en el rostro y los ojos enrojecidos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: