Corte Suprema acorrala más a la oposición en Nicaragua

La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) declaró ilegales y nulas las asambleas del Partido de Acción Ciudadana (PAC) realizadas por las distintas facciones.

La Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) anuló las dos directivas que existían del Partido Acción Ciudadana (PAC), lo que significa que ese partido quedó sin representantes legales y le impide solicitar al poder electoral que le asigne una casilla para participar en las elecciones de noviembre.

Con su resolución de este viernes la Sala Constitucional —dominada por magistrados sandinistas— anuló las dos directivas del PAC que se disputaban la legitimidad, la encabezada por Moisés Hassan, quien es aliado en la Coalición Nacional por la Democracia, y la encabezada por Mario Lionnet Valenti.

La directiva encabezada por Hassan es parte de la Coalición Nacional por la Democracia. La anulación de esta directiva elimina la última esperanza de la oposición de participar en las elecciones de noviembre.

La directiva encabezada por el joven Mario Lionnet Valenti, tenía el respaldo de la representante legal Juanita Cárdenas Álvarez, quien había recurrido a la CSJ buscando solución al conflicto.

La exmagistrada del Consejo Supremo Electoral (CSE), Rosa Marina Zelaya, valoró que “técnicamente el poder judicial con su intromisión en el proceso electoral está decapitando a los partidos políticos” que demuestran ser oposición “y quien sale perdiendo es la democracia”.

RESUELVEN UN AÑO DESPUÉS

La Sala Constitucional tuvo engavetado desde el 2014 el litigio por la representación legal del PAC. Esa Sala tardó más de cinco años en resolver el litigio por el Partido Liberal Independiente (PLI) y cuya sentencia despojó a Eduardo Montealegre —que lidera la Coalición opositora— de la representación legal del PLI y la entregó a Pedro Reyes.

Zelaya criticó que los magistrados actuarán “extemporáneamente” los litigios del PAC y el PLI y los resolvieran a cinco meses de que se celebren las elecciones generales en Nicaragua.

“Independiente de lo que (legalmente) estén señalando (los magistrados) ¿porqué no lo dijeron en su oportunidad?(…) Se ponen a hacer estas decapitaciones prácticamente de la representatividad (legal) del PLI y ahora del PAC, que les va a impedir participar en las elecciones cuando estamos en pleno proceso electoral”, criticó Zelaya.

Valoró la exmagistrada que “aquí estamos perdiendo todos en Nicaragua, pierde la democracia, porque se están atropellando los derechos civiles y políticos de los votantes del PLI y del PAC”.

Para Zelaya es “inaudito” y “preocupante” que los magistrados del CSE, que es el facultado constitucionalmente para organizar, administrar, dirigir y supervisar las elecciones, “guarden silencio sobre la intromisión” de la CSJ.
“Pareciera ser que es interés de estas instituciones restarle legitimidad al proceso electoral”, dijo.

DESCONOCEN DIRECTIVAS

Según recoge la sentencia de la Corte, el 24 de agosto del 2014 un Consejo Nacional, promovido por Hassan y Francisco Samper, como presidente y vicepresidente del PAC, expulsó a Cárdenas y Lionnet Valenti.

Pero el 31 de agosto del 2014 Lionnet Valenti y Cárdenas convocaron a una Asamblea Nacional Extraordinaria, en la que Lionnet Valenti fue proclamado presidente.
Francisco Rosales, magistrado presidente de la Sala Constitucional, dijo que declararon “de nulidad absoluta e ilegítima” las directivas presididas por Hassan y por Lionnet Valenti, porque fueron proclamados en asambleas que violentaron los estatutos del PAC, ya que ninguna de las asambleas logró tener los 92 miembros (de 181) para el quórum.

Al declarar nulas las directivas del PAC la CSJ deja a “ambas facciones fuera de la legalidad e incapacitándolas de ejercer los derechos, como le corresponde a los Partidos Políticos legalmente constituidos”, según la sentencia.

La CSJ mandó a las facciones del PAC cumplir el mandato de la Dirección de Atención de Partidos Políticos del CSE y realizar una asamblea general y nombrar una nueva directiva.

DISPUESTOS A NEGOCIAR

Moisés Hassan y Mario Lionnet Valenti —por separado— afirmaron estar dispuestos a lograr un entendimiento político entre sus facciones. Hassan no está de acuerdo con la resolución de la CSJ, porque afirmó que la Asamblea donde se le proclamó presidente cumplió la legalidad de los estatutos del PAC. “Se nos ha dejado en un limbo al PAC, pero si el CSE ordena acelerar la asamblea y nombramos nuevas directivas, aunque queden cinco meses para las elecciones, es posible cumplir el requisito para que el Consejo Supremo nos asigne una casilla, porque es un mero trámite”.