Nicaragua: Policía efectúa redadas anticanal

La Policía Nacional de Nicaragua detuvo a cuatro líderes y seis extranjeros en Nueva Guinea, al sur del país.

Líderes de la lucha anticanal y extranjeros siendo llevados por la Policía de Nicaragua. LA PRENSA/Cortesía.

Líderes de la lucha anticanal y extranjeros siendo llevados por la Policía de Nicaragua. LA PRENSA/Cortesía.

Lo que empezó como un taller para enseñarles a campesinos en Nueva Guinea a crear hornos que usen poca leña, terminó como una redada policial con diez detenidos, de los cuales cuatro son líderes anticanal y los restantes son los jóvenes extranjeros que impartían el taller.

Según Francisca Ramírez Torres, líder anticanal, la excusa de la Policía para realizar la redada fue un incidente por el cual resultó con quemaduras leves Alexander Marenco.

Lea también: Francisca Ramírez: “Soy pequeña pero fuerte”

Sin embargo el acoso comenzó antes. A las 7:00 a.m. de ayer la Policía Nacional realizó un cateo en la vivienda del líder anticanal Pedro Mena, en el distrito La Fonseca de Nueva Guinea, donde los seis extranjeros se estaban hospedando y el incidente ocurrió a eso de las 11:00 a.m. La redada se produjo a las 3:00 p.m.

El incidente —según explicó Marenco— fue que uno de los barriles que utilizarían para crear los hornos tenía restos de gasolina, y para eliminar esos restos él prendió una hoja de papel y la tiró al barril, lo que generó una llamarada que le produjo quemaduras leves.

Sobre cómo se enteró la Policía de esa situación, Ramírez aseguró que “lo más probable es que había policías de civil, porque fue un incidente menor, y estábamos en la vía pública, no había nada que ocultar”.

Francisca Ramírez fue custodiada por decenas de antimotines. LA PRENSA/Cortesía.
Francisca Ramírez fue custodiada por decenas de antimotines. LA PRENSA/Cortesía.

Los seis extranjeros que impartían el taller son parte de una iniciativa que se llama Caravana Mesoamericana para el Buen Vivir, que se dedican a impartir talleres sobre tecnologías accesibles y amigables con el ambiente.

En los alrededores de la Estación de Policía de Nueva Guinea había al menos cincuenta antimotines y la detención también se generó bajo un fuerte resguardo policial.

Tras la detención y traslado a Nueva Guinea de los seis extranjeros, la Policía detuvo a Mena y a su esposa Einer García, momentos después detuvieron también a Ramírez y a su esposo Migdonio López.

A eso de las 6:00 p.m., se produjo la liberación de Mena y García, y minutos después la de Ramírez y López.

Paralelo a la liberación de los cuatro líderes anticanal, el presidente inconstitucional Daniel Ortega dijo al estatal Canal 6, lo siguiente:

“La Policía está investigando y Migración está investigando, y tomará lógicamente las decisiones que tendrá que tomar para seguir garantizando la seguridad y el respeto a la integridad y a la soberanía también de nuestro país. Y… Yo diría que es el único incidente que ha habido el día de hoy. Provocado por los que están ahí jugando con… Lo que… Hemos alejado a nuestro país. Hemos desenterrado de nuestro país. O hemos desterrado nuestro país, no desterrado. Y hemos enterrado. Hemos desenterrado la paz. Que estaba enterrada por la guerra. Y hemos logrado enterrar… Y creemos que para siempre, la guerra, la violencia, la muerte. Pero parece que alguna gente que le gusta seguir jugando a esto. Pero bueno, corresponde a las autoridades, a la Fiscalía… A las autoridades competentes, dilucidar bien qué está pasando ahí. Y qué hacía este grupo de nacionales y extranjeros, manipulando explosivos».

Los jóvenes detenidos por la Policía enseñaban a campesinos a hacer hornos que consumen menos leña. LA PRENSA/Cortesía.
Los jóvenes detenidos por la Policía enseñaban a campesinos a hacer hornos que consumen menos leña. LA PRENSA/Cortesía.

Mientras que la Policía Nacional emitió una nota de prensa donde se afirma que los detenidos “realizaban manipulación de sustancias explosivas sin ninguna autorización policial, poniendo en peligro la vida y la integridad física de las personas y la comunidad”.

En la nota se detalla que la manipulación de sustancias explosivas sin autorización, constituye el delito de exposición de personas al peligro y está prohibida por la Ley Especial para el control y regulación de armas de fuego, municiones, explosivos y otros materiales relacionados (Ley 510).

Para Ramírez, la declaración de Ortega “es una ignorancia, nosotros estamos aprendiendo a no contaminar el medioambiente, eso que él dijo no sabemos ni cómo entenderlo. Los muchachos son gente que viene a darnos eso y es lastimoso y lamentable lo que nos hace la Policía”.

Sobre la situación de los extranjeros, Mónica López Baltodano, asesora legal del Consejo Nacional para la Defensa de la Tierra Lagos y Soberanía, afirmó que Rómulo Vargas, abogado de los detenidos, dijo que los seis extranjeros serían trasladados a Managua la noche de ayer sábado “y que Migración verificará su situación. A la vez, la Policía va a ocupar la buseta en la que ellos viajaban y que se encuentra en La Fonseca”.

 

Sobre los detenidos

De los seis extranjeros detenidos ayer en Nueva Guinea, tres son mexicanos, uno argentino, uno costarricense y uno español.

En el caso de los mexicanos, la cónsul de ese país en Nicaragua, Ana Paula Martínez, dijo a LA PRENSA que gestionará ante las autoridades para que le permitan ver a los tres mexicanos arrestados.

Sobre el costarricense la organización política de Costa Rica, Ditsö, afirmó que él es un indígena del pueblo Broran Terraba.

Por su parte, Vilma Núñez, presidenta del Centro Nicaragüense de Derechos Humanos, se comunicó con la Embajada de España y esta le informó que se pondrían al tanto de la situación.

(Con la colaboración de Elizabeth Romero).