Nueva versión de la película Cazafantasmas es víctima de machismo

“Esta basura fue hecha para complacer a las feminazis”, escribió un usuario de Twitter. Por su parte, el director de la cinta expresó: “Me han propinado los peores insultos misóginos jamás vistos durante los últimos dos años”

El primer avance del filme de la versión femenina de Cazafantasmas se transformó en el más denigrado en la historia de YouTube al sumar 900,000 “no me gusta” y al director de la cinta, Paul Feig, y su elenco les han llovido amenazas de muerte y comentarios misóginos en las redes sociales.

“Esta basura fue hecha para complacer a las feminazis”, escribió un usuario de Twitter, en uno de los típicos comentarios de la andanada de insultos contra las personas relacionadas con la película.

Feig, quien se hizo famoso dirigiendo a estrellas de cine femeninas en éxitos como Bridesmaids, es el responsable de haber contratado a Kate McKinnon, Melissa McCarthy, Leslie Jones y Kristen Wiig como protagonistas de la nueva versión de la película original de hace 32 años, en la que todos los principales actores eran hombres.

“Me han propinado los peores insultos misóginos jamás vistos durante los últimos dos años”, relató el director en una conferencia de productores en la sede de Sony Pictures en California.  “El ataque que hemos recibido ha sido muy escalofriante”, comentó.

El blog Woman and Hollywood registró una reacción similar después de que los productores de la última entrega de Star Wars seleccionaran a sus protagonistas femeninas, tras seis filmes consecutivos con hombres en los principales papeles.

“Luchamos cada día para combatir ese sesgo. La prensa todavía sigue llamándola una ‘película rosa’”, afirmó y lamentó que nunca se habla del filme sin precisar que se trata de una versión de Cazafantasma “exclusivamente femenina”.

“Nunca se referirían a The Expandables como una película solo de hombres. Es una lucha cuesta arriba que no puedo creer que estemos teniendo que dar en 2016”, dijo.

UN MUNDO DE HOMBRES

La reacción contra Cazafantasmas demuestra lo arraigado que está la idea de que películas de gran presupuesto son un “mundo de hombres”, estimó Martha Lauzen, del Centro de Estudios de Mujeres en la Televisión y el Cine de la Universidad del Estado en San Diego.

“Tradicionalmente, han tenido hombres como protagonistas y han sido hechas por hombres, pensando en un público de hombres jóvenes”, explicó. “Además, la mayoría de los críticos que evalúan estas películas han sido hombres”, añadió. “Hacer una versión nueva de una de estas películas con un reparto mayoritariamente femenino viola el sentimiento de que este espacio público les pertenece”.

Solo 9 por ciento de los directores y 11 por ciento de los guionistas que trabajan en las 250 películas estadounidenses que más dinero recaudaron en 2015 eran mujeres, según un estudio anual de Lauzen.

El efecto secundario de esta realidad es menos papeles femeninos con cierta profundidad o interés en las películas. De 11,306 roles en cine y televisión en 2014 analizadas por la Facultad Annenberg de Comunicación y Periodismo de la Universidad del Sur de California, dos terceras partes eran personajes masculinos y casi tres cuartas partes en filmes de taquilla.

Pero estas cifras sugieren que la industria cinematográfica se está cavando su propia fosa. Películas con protagonistas femeninas recaudaron 3.3 por ciento más que con protagonistas varones en 2014, según Stacey Smith, director de la Iniciativa de Cambio Social, Diversidad y Medios de la facultad.

cazafantasmujer

ASUMIR RIESGOS

La actriz australiana Margot Robbie, de 25 años, se está ganando una reputación por elegir papeles lo más lejos posible de mujeres complacientes o tímidas, como la viva Naomi Lapaglia en El lobo de Wall Street (2013), de Martin Scorsese.

“Creo que la gente finalmente está reconociendo que la mitad de las ventas de taquilla vienen de mujeres”, comentó Robbie en una entrevista. “Y si no crean el tipo de roles con lo cuales las mujeres puedan identificarse, ellas no van a disfrutar tanto mirándolas”, añadió.

El equivalente a Cazafantasmas del cine independiente es el filme The Fits, con que debutó la directora Anna Rose Holmer y que fue aclamado en los festivales de cine de Venecia y de Sundance.

Fue producto casi exclusivamente del trabajo de mujeres tanto detrás como frente a la cámara y cuenta la historia de una niña que entrena boxeo con su hermano, pero que sueña con ser bailarina.  Holmer, quien escribió el guion junto a Lisa Kjerulff y Saela Davis, cree que la discriminación en la industria cinematográfica ha comenzado a disminuir.

Pero en última instancia —afirma—, la única manera de cambiar “es si la gente contrata a mujeres y si la gente invierte en las mujeres y asume el riesgo de tener mujeres al frente”, sugirió. “Es muy simple y es posible”, resumió.

CONTENTA CON SU PAPEL

Melissa McCarthy, parte del elenco de Cazafantasmas, ha mostrado su último alegato a favor de la película de Paul Feig, que llegará a los cines de Estados Unidos el 15 de julio. McCarthy aseguró en declaraciones a THR que “haría una y 102 secuelas más de esto”. Y añadió: “Literalmente me presentaría a cualquier cosa con Paul Feig y estas mujeres. Aunque fuesen obras de teatro en el patio”.

La cómica estadounidense también recibió el apoyo de una de sus compañeras. “En tantas como hagan, allí estaré yo”, dijo Leslie Jones, abriendo de igual manera la puerta a todas las secuelas que puedan llegar en un futuro.

SERIE

Sony Pictures tiene grandes planes para los Cazafantasmas. Aunque dentro de poco tiempo se estrena la nueva película que supone un reinicio completo de la saga, los Cazafantasmas también regresarán a la televisión, con una nueva serie animada que se ambientará varias décadas en el futuro.

La serie lleva el nombre de Ghostbusters: Ecto Force y su historia se desarrollará en el año 2050, mucho tiempo después de la llegada de los Cazafantasmas originales (año 1984) e incluso décadas más tarde de la llegada del nuevo equipo protagonizado por mujeres (película del año 2016).