Activistas proinmigrantes retoman protestas en EE.UU.

Activistas e indocumentados retomaron la desobediencia civil como herramienta para reclamar el fin de las deportaciones en EE.UU.

EE.UU.

Una manifestante exige el fin de las deportaciones, luego de interrumpir una presentación de Jeh Johnson, secretario de Seguridad Nacional. LA PRENSA/AFP

Después de la falta de acuerdo en el Tribunal Supremo sobre el alivio migratorio del presidente de EE.UU., Barack Obama, hace una semana, activistas e indocumentados retomaron la desobediencia civil como herramienta para reclamar el fin de las deportaciones en el país.

En Chicago (Illinois), un grupo de personas que ayer se encadenó y se sentó en medio de la intersección de dos calles, justo enfrente de las oficinas del congresista Luis Gutiérrez, fue arrestado por las autoridades policiales luego de bloquear el tráfico durante unos 40 minutos.

Poco antes de la detención, unos 50 manifestantes se concentraron frente a las oficinas del legislador, que es parte del Comité Redactor de la Plataforma del Partido Demócrata que se presentará en la convención nacional de este mes, para solicitarle que esa coalición establezca una moratoria a las deportaciones.

EN WASHINGTON

Otro grupo de activistas, del grupo United We Dream, fue detenido en Washington después de interrumpir una presentación en el Capitolio del secretario del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), Jeh Johnson.

Los cinco arrestados, todos ellos ya liberados según la organización, se presentaron en una comisión del Congreso en la que participaba Johnson portando carteles con los nombres de inmigrantes centroamericanos que han fallecido en sus países de origen después de ser deportados.

Juan de la Rosa, de United We Dream, aseguró: “Ahora que la Suprema Corte ha fracasado en proteger a cinco millones de personas de la deportación, lucharemos más que nunca porque nosotros estamos aquí para quedarnos”.

OTROS ARRESTOS

Las detenciones de ayer prosiguen a otros casos de activistas arrestados en los últimos días después de conocerse la decisión del Supremo. Entre ellos cuatro personas en Atlanta (Georgia)  que el pasado lunes se encadenaron a unas escaleras colocadas frente a la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y bloquearon el tráfico.

Ese mismo día, en Hartford (Connecticut) varios inmigrantes bloquearon una calle colindante a las oficinas de ICE para expresar su rechazo a las deportaciones, aunque en este caso no se registraron arrestos.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: