Fueron amenazados con que los iban a desaparecer

Cuatro de los seis miembros de la Caravana Mesoamericana para el Buen Vivir, relataron como fueron sometidos a “interrogatorios cansados”, mientras permanecieron en la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), que en su momento les hizo temer por su vida.

Tres de los cuatro miembros de la Caravana Mesoamericana en una vídeo conferencia desde Honduras. LA PRENSA/E. ROMERO

Cuatro de los seis miembros de la Caravana Mesoamericana para el Buen Vivir, relataron como fueron sometidos a “interrogatorios cansados”, mientras permanecieron en la Dirección General de Migración y Extranjería (DGME), que en su momento les hizo temer por su vida. El relato lo hicieron cuatro días después de haber sido expulsados por el Gobierno.

A través de una vídeoconferencia desde Honduras, Daniel Espinoza Jiménez, confirmó como ya había publicado LA PRENSA, que entre las insinuaciones que les hacían los funcionarios estaban vinculadas con  los desaparecidos de Ayotzinapa, México y los desaparecidos durante la dictadura de Argentina.

Mencionó Espinoza que las autoridades no creían en el autofinanciamiento “buscaban un líder, una  organización; alguien quien estuviera detrás con otros fines”.

Salvador Tenorio Pérez también recordó casos como el de un oficial que les amenazó: “van a pasar un proceso judicial, se les puede acusar por daños a terceros, no importa que la comunidad no presente cargos”. Indicó Tenorio que también fueron advertidos de que los podía acusar de diversionismo ideológico “por estar en eventos que la gente expresara inconformidad por el Canal Interoceánico”.

La directora del Centro Acción Ya, Martha Munguía, calificó de políticas persecutorias este tipo de hechos, los cuales generan incertidumbres y vulneran la seguridad de los nicaragüenses. Tras estos casos entre la población existe “una sensación de que las personas están en peligro”, manifestó Munguía.

“La sociedad se mueve por el ambiente político que se va creando y por lo que personalmente está viviendo, hay crímenes que se quedan impunes, las mujeres se siguen muriendo en grandes cantidades… y no pasa nada, es decir hay miedo de la respuesta social, hay miedo de la denuncia y hay mucha presión para desconocer el delito”, sostuvo Munguía.

Lea: Gobierno de Nicaragua expulsa a activista ambiental hondureño

11
ciudadanos extranjeros fueron expulsados del país por parte del Gobierno durante el mes de junio. En su mayoría originarios de México y de Estados Unidos. Hubo un caso de una mexicana por abandonar el país por considerarse perseguida.

La directora del Ieepp, Elvira Cuadra, considera que las dos alertas emitidas por México y Estados Unidos a sus ciudadanos en caso que deseen viajar a Nicaragua, debe preocupar en especial al Gobierno y a los empresarios “porque dos alertas de dos países importantes y que tienen relaciones comerciales y que tienen relaciones diplomáticas bastante cercanas con Nicaragua produce una cierta incertidumbre y temor entre los potenciales turistas y los potenciales inversionistas que deseen venir al país”.

IMPACTO EN LA SEGURIDAD

Los últimos casos de expulsiones a ciudadanos extranjeros y las alertas de viaje por parte de México y Estados Unidos en caso que sus ciudadanos pretenden viajar a Nicaragua, no solo repercute en el turismo y la inversiones extranjeras, también impactan en la seguridad ciudadana, coinciden la directora del Centro Acción Ya, Martha Munguía y Elvira Cuadra, directora del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas (Ieepp).

Cuadra estimó que esto impactará en la en la percepción de inseguridad de los nicaragüenses. Además expuso que esto pone en entredicho la propaganda gubernamental de que Nicaragua es supuestamente el país más seguro.

×

Apoye el periodismo independiente. Lo invitamos a compartir este contenido.

Comparte nuestro enlace: